“Todos sabían lo que iba a pasar”

Tras el polémico 0-1 ante Central Norte del domingo, Patricio Vedoya apuntó contra el Departamento Arbitral del Consejo Federal. “Ellos saben a quiénes mandan a dirigir; es una final, deberían enviar árbitros del Federal A o Nacional B”, le dijo a EL DEPORTIVO. Más allá de todo, aseguró estar convencido de que “podemos darlo vuelta”

11/06/2019 11:40

Guaraní cayó en la primer final y ahora deberá dar vuelta la serie en Salta, difícil pero no imposible.

“Las brujas no existen, pero que las hay… las hay”. Tal vez ese viejo dicho popular sirva para explicar el sentimiento que embarga a jugadores, entrenador y dirigentes de Guaraní tras la derrota 0-1 frente a Central Norte del domingo, por la ida de la final por el ascenso al Torneo Federal A.

Las especulaciones sobre los arbitrajes en favor del Cuervo salteño tomaron forma una vez que el Consejo Federal decidió postergar por una semana el juego, lo que permitió la recuperación de varios jugadores de la visita. Aquello profundizó la sospecha de una supuesta “simpatía” del ente rector para un posible ascenso de Central.

Y el último domingo, cuando Diego Núñez la empujó al gol en clara posición adelantada -según se pudo observar en las imágenes de televisión- todo Villa Sarita estalló contra el árbitro Sergio Pérez.

En ese sentido, el presidente de Guaraní, Patricio Vedoya, no ocultó su bronca. “Es lo que se vio, nos sentimos perjudicados. Así está nuestro fútbol, manejado por este tipo de gente que empaña toda una campaña y el sacrificio de jugadores, cuerpo técnico y club”, lanzó el dirigente ayer, en diálogo con EL DEPORTIVO.

Vedoya apuntó directamente sobre el Departamento Arbitral del Consejo Federal, presidido por Gustavo Bassi, por no designar árbitros de mayor nivel para las finales del Torneo Regional Amateur, a la vez que descartó que el club presente una queja formal. “¿Quejarse a quién? Si ellos saben a quiénes designan. Por más que hagamos una denuncia o lo que tengamos que hacer, ellos saben a quiénes mandan a dirigir. Sabiendo que es una final, deberían enviar árbitros del Federal A o Nacional B”, planteó el presidente franjeado.

Custodiado, así debió abandonar el campo de juego el árbitro correntino Sergio Pérez.

La bronca de Vedoya y de todo el Mundo Guaraní tiene que ver con que, lejos de despejar dudas designando árbitros de un nivel superior, el Consejo Federal nominó para la final del último domingo al correntino Pérez, quien dentro del mal desempeño que tuvo en líneas generales, cometió un grave error junto a uno de sus asistentes al convalidar el gol del chaqueño Diego Núñez, en evidente posición adelantada. La jugada perjudicó claramente las pretensiones del club posadeño.

Acá es como se venía especulando: debía llegar Central Norte. Ahí tenés el caso de Álvaro Lozano, por el cual protestó Ñuñorco en la final del cuadro norte ante Central. Pasó de ser figura a ni estar en el equipo. Todo muy raro”, ejemplificó Vedoya, quien además aseguró que no pedirá veedores para la revancha del próximo domingo en Salta. “Mirá lo que le pasó a Sarmiento de Resistencia: pidió un veedor y le terminaron robando en la propia cancha”, explicó, en relación con la definición en la que Estudiantes de Río Cuarto ascendió a la B Nacional en medio de otro polémico arbitraje. “No le cobraron un gol claro y encima le dieron al rival un gol en offside. Pidas lo que pidas, pareciera que las cartas ya están echadas”, sentenció el presidente de Guaraní.

Más allá de todo, Vedoya aseguró que el equipo “va a seguir peleándola. Quedan 90 minutos en los que podemos revertir tranquilamente el 0-1. Los jugadores están convencidos de que pueden hacerlo. Nosotros queremos ganar en la cancha”, cerró el dirigente. Esa es la confianza del Mundo Guaraní: la verdad del juego está en los jugadores. Si están convencidos, todo es posible.