Las comunidades mbya guaraní apuestan a semillas originarias

Representan una combinación entre el mundo material y simbólico. El objetivo es fortalecer las prácticas tradicionales para el desarrollo del sistema agrícola. Consiste en la producción de alimentos saludables y nutritivos.

09/06/2019 16:32

MAYO. Hubo un encuentro de Semillas Originarias y Saberes Indígenas.

Las comunidades mbya guaraní de Misiones apuestan a la siembra y conservación de semillas originarias para el fortalecimiento de las prácticas agrícolas tradicionales.

La Subsecretaría de Desarrollo Territorial, dependiente de la Secretaría de Estado de Agricultura Familiar desarrolla un programa provincial denominado Ma’ety “Morada de la Semilla Originaria” para fortalecer las tareas de las comunidades.

El plan de la provincia tiene como objetivo brindar apoyo al desarrollo del sistema agrícola tradicional en comunidades mbya guaraní de Misiones.
En este sentido, el subsecretario de Desarrollo Territorial, Osmar González comentó cómo funciona el sistema y que consiste “en la producción de alimentos saludables de alto valor nutritivo y cultural para las tekoa”.

Además, “se trabaja en el recupero y resguardo de las semillas a través de la creación de un Banco Comunal de Semillas Originarias, con el propósito de incrementar la producción agrícola en las comunidades”, afirmó.

González señaló que “con esto se pretende generar un proceso de empoderamiento a través del reconocimiento de las capacidades productivas de su territorio para lograr la sustentabilidad y una mejora en la calidad de vida de todas las comunidades involucradas, donde el Estado provincial sea garante de estas acciones”.

Actualmente, más de treinta comunidades están siendo acompañadas en la producción de estas semillas por un equipo técnico de esta subsecretaría, encabezado por el director de Producción y Hábitat, Gabino Duarte, integrante de la comunidad Kurupaity, ubicada entre los municipios de San Pedro y Montecarlo. Las comunidades además cuentan con el apoyo en insumos agropecuarios.

SUSTENTO. El fin es mejorar la calidad de vida en las comunidades.

Otros planes en marcha

Por otra parte, también comenzó el programa de “las chacras semilleras del banco comunal”, que ya lleva diez variedades recuperadas de semillas de maíz.

Algunas de estas son: “Avachi pyta; Avachi ju; Avachi chi; Avachi tobe; Avachi tacua; Avachi yvy’i; Avachi para cau; Avachi pichinga”; entre otras. Además de variedades de porotos, como ser: “Kumanda vaca’i; Kumanda yvyrá; Kumanda arro’i; Kumanda yu”.

En este marco, en el mes pasado se desarrolló el primer “Encuentro de Semillas Originarias y Saberes Indígenas” en la ciudad de Fracrán. Allí participaron más de 35 comunidades representadas por sus autoridades políticas y religiosas.

Durante el encuentro se realizaron distintas ceremonias tradicionales e intercambio de semillas, donde se resaltaba el respeto, la tolerancia y la diversidad. Asimismo, se puso énfasis en continuar con este proceso y llegar a más comunidades, además de edificar la Semilla Ro (casa de las semillas) en dos comunidades.

En la cultura guaraní, las semillas representan una combinación entre el mundo material y simbólico. Por un lado, como aportante de nutrientes que requieren las familias, y por el otro, representan los insumos fundamentales en los rituales de incorporación del nombre propio, por ejemplo, donde se establece el ser guaraní.