Les ofreció probarse en Central, los estafó y escapó con $150.000

A cambio de dinero, más de 50 adolescentes fueron seducidos por la propuesta de intentar jugar en las inferiores de los principales clubes rosarinos.

23/03/2019 17:36

El sueño de jugar al fútbol en un club grande se hizo añicos para un grupo de niños y jóvenes misioneros. Más de 50 de ellos fueron víctimas de un estafador que les dijo que les abría las puertas de Rosario Central para una prueba. Lo curioso del caso es que antes de que se descubra la mentira, puso una excusa, pidió disculpas y les deseó suerte a todos

Un grupo de padres se presentó en la comisaría a radicar la denuncia y ahora la Justicia tomará cartas en el asunto, dado que el hecho se configura dentro del delito de “estafa”. La “inscripción” era de 3.000 pesos, de manera que el sujeto que se hacía llamar Iván, se habría alzado con una suma cercana a los 150.000 pesos, en aproximadamente un mes de “trabajo”.

El anzuelo comenzó a circular a través de Facebook y fue muy bien pergeñado para que nadie pudiera darse cuenta que era una trampa. El sospechoso, quien no tendría más de 25 años, primero armó una cuenta en la red social con el nombre de “Prueba Jugadores Posadas”. Pagó la tarifa de manera de que sea ofrecida como publicidad y así llegar a todos los que se conectaran desde Misiones o alrededores, inclusive Encarnación (Paraguay).

“Atención chicos! El club está necesitando chicos categoría 2000 a 2005 para pensión a partir de junio, que sean Delanteros, Volantes o Defensores. Los interesados mandarme un mensajito”. Esta era la presentación. Los compartidos se reprodujeron de forma exponencial y en los comentarios los interesados pidieron sumarse a la convocatoria.

El paso siguiente fue armar un grupo de Whatsapp “Pruebas Rosario Central”, en el que el supuesto coordinador les informaba cómo iba ser el traslado y que los menores de edad debían sacar un permiso ante un juez de paz o escribano público. Para los que no podían pagar el monto les ofreció vender 20 números de una rifa a 150 pesos cada una, por órdenes de compra de 8 mil, 5 mil y tres mil pesos. Los que lograban vender todo no pagaban el pasaje.

Todo estaba programado para que el colectivo saliera del centro Cultural exEstación el sábado 28, dado que las pruebas a los futbolistas se iban a realizar al día siguiente.

El entusiasmo de los participantes del grupo se notaba marcadamente y si bien uno llegó a postear “¿Por qué dicen que es un engaño?”, un integrante le respondió “es que hay mucha gente ignorante”.

Para dar una mayor muestra de credibilidad, el coordinador les pedía a los que no estaban interesados que abandonaran el grupo.

El supuesto “Iván” citaba a los que quisieran llevar números de la rifa a una vivienda ubicada en el microcentro, a metros del sanatorio IOT. Muchos dialogaron con el cara a cara y una mamá llegó a filmarlo en video.

La ilusión se hizo más grande cuando en el grupo apareció el que decía ser el que los recibiría en la pensión. “Hola Iván, hola chicos, les habla Javier, el que los va recibir en la ciudad deportiva, se cambiaron las fechas de prueba, se harán el 22 de marzo desde las 9”. Les aclaraba que se iban a probar en uno de los clubes más grandes del interior, que su gente era muy apasionada. Finalmente les daba los requisitos: “No traer camisetas de Newell’s, llevar fotocopia de DNI y número de teléfonos de padre y madre. Gracias los espero”, se despedía el “Profe Carlos”.

La ilusión se estrelló contra el piso cuando el jueves apareció un mensaje en el grupo, era Iván, para despedirse de todos. “Disculpen chicos, yo nunca fui de Rosario, soy de la provincia de Entre Ríos. Hice esto porque mi mamá padece cáncer. Ojalá lleguen a ser jugadores. Mil disculpas”, y salió del grupo.

En diálogo conPrimera Plana, programa que se emite por la 89.3 FM Santa María de las Misiones, Laura, la mamá de uno de los chicos damnificados comentó que “todos los chicos” pagaron tres mil pesos por lugar y agregó que “en total los que pagaron son unos 50 chicos”.

“Esto comenzó a principios de marzo, ayer (por el jueves) tuvo la última charla, confesó lo que hizo y desapareció. No lo ubicamos por ningún lado” agregó.

Ante la consulta de si habían hecho alguna denuncia, la mujer afirmó que sí ya la habían hecho y comentó que en el momento en que el “supuesto reclutador” desapareció de las redes un grupo de padres se reunió y fueron al lugar donde vivía el joven, pero el dueño del lugar les informó que se había ido.

 

“Era muy creíble todo”

Diego, fue uno de los jóvenes que terminó estafado dijo en conversación con el programa radial El Aire de las Misiones que se emite por la 89.3 Santa María de las Misiones: “No sabemos quien era él en realidad, porque en el lugar donde alquilaba mostró un DNI y a nosotros nos exhibió otro”.

“Era muy creíble todo. No nos dimos cuenta, estábamos muy ilusionados sólo queríamos viajar. Por más que recuperamos la plata, nadie nos va devolver la ilusión, eso es lo que más nos duele”.

Ayer por la tarde Marcelo Facciano, vicepresidente tercero del club Rosario Central, señaló en comunicación con el programa radial Primera Plana, de la misma emisora, que hablará con el responsable de captación de la filial Misiones para “hacerles la prueba a los chicos que fueron engañados”.