Torres y Cañete insisten en que no arrojaron ningún bolso azul

Los dos acusados por esconder estupefacientes con fines de comercialización negaron haber tirado la droga al patio del vecino. Uno de ellos hasta pidió un careo con un testigo.

22/03/2019 09:14

DANIEL CAÑETE. Los investigadores policiales lo señalaron como quien entró a la vivienda con el bolso azul con droga.

De acuerdo a los relatos de ayer ante el Tribunal Federal de esta capital, la suerte de Daniel César Cañete y Raúl Alberto Torres, ambos acusados por el delito de “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización” no se asomó como halagüeña y no serían muchas las cartas que le quedarían por mostrar para probar que el bolso con quince kilogramos de marihuana prensada hallados en Puerto Rico, en la vivienda del vecino del primero nombrado, no era de su pertenencia.

Los testimonios de los tres investigadores de la Unidad Regional IV durante la segunda jornada de juicio oral ante los jueces Manuela Alberto Jesús Moreira, Víctor Antonio Alonso y Norma Lampugnani, fue coincidente con sus respectivos relatos en la etapa de instrucción.

Uno de los policías fue aún más profundo en sus detalles y ratificó que vio a “Cañete bajar del automóvil con el bolso azul e introducirse en la vivienda” de la zona sur de Puerto Rico. “El mismo bolso que luego fue hallado en el patio del vecino, estaba tirado en el pasto y se notaban las pisadas todavía por el rocío”, agregó.

Pero el pesquisa fue aún más lejos: “Cañete me vio, se dio cuenta que lo estaba mirando dentro del automóvil a 50 metros en la esquina y además sabía que soy policía. Con la orden de allanamiento entramos luego y también observé restos de droga en la casa de dos pisos, una balanza y a Torres y Cañete ya detenidos. Después vimos en el patio del vecino, lo separaba sólo un tejido de alambres, el mismo bolso azul con negro con la droga”.

RAÚL TORRES. Fue detenido junto a Cañete hace poco más de dos años en Puerto Rico.

Antes que finalizara el testimonio, la defensora oficial Susana Criado, solicitó un careo a instancias de su patrocinado Daniel Cañete quien aseguró que nunca vio al policía afuera de la vivienda, que él no estaba en el lugar que aseguró.

El investigador ratificó su versión y explicó que tanto él como su compañero en el operativo que estaba ubicado en la esquina opuesta lo vieron a Cañete llegar con su auto, bajarse con el bolso azul y percatarse que se hallaban en la zona.

Luego del careo, Torres interrumpió al Tribunal para negar lo dicho por los tres policías pero sin explicar detalles, ya que se mantenía en su decisión de abstenerse de declarar.