Paso Rosales: el trámite migratorio se podría hacer desde el 15 de diciembre

El ingreso al país para los turistas recién estará disponible el próximo mes debido a que no contaban con el sistema de conexión a Internet.

22/11/2018 07:32

La comuna sampedrina aclaró que a pesar de la presencia de la Policía Federal en el área, el Paso Rosales contará con los controles migratorios del lado brasilero a partir del 15 de diciembre. La posibilidad del trámite se atrasó debido a inconvenientes con la red, cuyo proveedor no llega hasta esa zona. Las autoridades de Brasil aclararon que ya debería funcionar todo para mediados de diciembre o harían los registros a mano.

El acto de habilitación formal del puente Comandante Rosales del pasado 12 de noviembre sembró amplias expectativas al ser una vía directa a las playas de Santa Catarina. Sin embargo, “por ahora el trámite para poder entrar a la Argentina debe hacerse desde Bernardo de Irigoyen. Autoridades de Brasil calculan que a mediados de diciembre el sistema va a estar en funcionamiento. Lo que nos dijeron es que en el caso de no funcionar lo harían a través de un sistema manual”, aseguró Rita Ríos, directora del área de Turismo de la Municipalidad de San Pedro.

Por el momento, “está la Policía Federal en el lugar pero ellos no cuentan con el sistema con el ingreso al país, no cuentan con Wifi debido a que llega la empresa proveedora de esa área que no llega hasta el Paso, entonces no tienen el sistema que si tiene migraciones del lado argentino. Las oficinas para atención a los turistas ya se encuentran, al igual que el sistema de controles que es como el SENASA. Lo que hizo ahora la Policía Federal es instalarse ahí y hacen el control de tránsito y de personas que van de San Pedro a San Miguel o Paraíso y vuelven en el día”, explicó.

No obstante, agregó que “para el ingreso a turistas a más de esa distancia necesitan la entrada al país, entonces van a tener que hace esos 81 kilómetros de San Pedro a Irigoyen para hacer el trámite ahí para ir hacia las playas. En esta zona hay un tránsito vecinal constante porque muchos van a San Miguel, que es lo permitido, además de gente que se viene de allá para estos lados. Antes realizaban las compras del lado de Brasil que ahora no tanto por el tema del cambio influye”.

En materia del movimiento turístico, Rita Ríos aseguró que “con el tema de la habilitación nos vamos a quedar cortos porque en realidad vamos a necesitar mucho más servicios para la atención de toda esa gente que pasa, donde quizás algunos van a quedarse para ocupar alojamiento. En los primeros movimientos de esta temporada creo que no vamos a tener problema porque contamos con una disponibilidad de camas pero el año que viene ya va a ser mucho más porque de Paso Rosales son 656 kilómetros a Florianópolis hay una diferencia, son 100 kilómetros que se ahorra el turista que pase por acá”.