Este jueves harán control visual gratuito en el Pediátrico

El jueves 11 de octubre de 7 a 13 se realizarán controles gratuitos en el Hospital de Pediatría para niños de 4 a 14 años en el marco de la Campaña Latinoamericana de Prevención de la Ambliopía 2018 – “Dr. Oscar Ham”.

10/10/2018 17:10


La campaña busca crear conciencia en la comunidad sobre la relevancia de la detección de la Ambliopía durante la niñez, teniendo en cuenta que se trata de una enfermedad silenciosa que puede generar incapacidad visual permanente.

La ambliopía es la mala visión en uno o ambos ojos debido a una falla en el desarrollo visual en los primeros años de vida. Puede ser irreversible sino es tratada en forma oportuna. Es la causa más común de discapacidad visual en la niñez. La padecen 2 a 3 de cada 100 niños.

¿Cuáles son las causas de ambliopía? Los vicios de refracción (ojos desenfocados, miopía, hipermetropía, astigmatismo), estrabismo (ojos torcidos), opacidades de los medios transparentes del ojo (catarata congénita, opacidades de la córnea). Lesiones de los parpados: tumores, caídas del parpado (Ptosis), etc.

La ambliopía suele pasar inadvertida. Los niños que la padecen no presentan ningún síntoma. Es necesaria una evaluación oftalmológica periódica, durante los primeros años de vida, para diagnosticarla. Todos los niños pueden ser afectados. El riesgo aumenta en los prematuros, en las enfermedades genéticas y si hay antecedentes familiares de afecciones oculares.

El tratamiento debe comenzar lo antes posible. Es más efectivo cuando se hace antes de los 7 años de edad. Se basa en la corrección de la patología que impide el desarrollo visual del ojo comprometido por medio de anteojos o cirugía, asociado a la oclusión del ojo sano para potenciar su estimulación.

 

La ambliopía es la principal causa de disminución visual en niños; ningún niño debería crecer con ambliopía, puede producir discapacidad visual permanente si no se trata a tiempo; no produce síntomas; los hijos de padres con problemas visuales son los pacientes con mayor riesgo; puede prevenirse por medio de controles oftalmológicos periódicos en los primeros años de vida; el tratamiento es más efectivo si se aplica en edad preescolar; el tratamiento oclusivo con parches oculares es el de mayor eficacia junto al tratamiento de la causa desencadenante.

La actividad es organizada por el Consejo Latinoamericano de Estrabismo (CLADE) y cuenta con el apoyo del Centro Argentino de Estrabismo (CAE), Consejo Argentino de Oftalmología (CAO), Sociedad Argentina de Oftalmología (SAO), Sociedad Argentina de Oftalmología Infantil (SAOI), Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) y Sociedad de Oftalmología de Tucumán (SOT) y el Hospital de Pediatría Doctor Fernando Barreyro.