Remisero fue condenado a diez aÁ?±os por un asalto

CULPABLE DE ROBAR 21.400 PESOS

25/10/2007 00:00

<p>OBERA. El Tribunal Oral en lo Penal 1 de esta ciudad condenó ayer a diez años de prisión a un remisero, al hallarlo culpable de asaltar a una mujer en su vivienda en San Vicente, el 24 de agosto de 2006, oportunidad en que se alzó con poco más de 21 mil pesos.La corte, presidida por Lilia Avendaño, llegó a la conclusión de que Luis Pablo Andrade (32) es penalmente responsable de robo calificado. La fiscal Estela Marix Salguero solicitó once años de cárcel para él, mientras que su abogado, José di Campli, requirió su absolución por el beneficio de la duda o, en forma subsidiaria, la nulidad del acta de incautación, así como de otras pruebas incorporadas con anterioridad al inicio de la audiencia.El debate arrancó el 3 de octubre pasado y continuó el martes 16, con una audiencia que derivó en las detenciones de dos testigos por presunto falso testimonio, ya que no reconocieron las firmas consignadas en unas actas, pese a que las pericias establecieron que eran suyas. De acuerdo a las investigaciones, el 24 de agosto de 2006 el imputado sustrajo la suma de 21.400 pesos a una mujer, a punta de machete. Andrade fue señalado por los investigadores como el autor del asalto del que resultó damnificada Mirta Rosana Vieira. El episodio ocurrió en horas de la madrugada, en momentos en que ella se encontraba en su casa de avenida Constitución, casi Juan B. Justo, en compañía de su hijo. Alrededor de las 3 llamaron a la puerta. La mujer, creyendo que se trataba de su esposo, se levantó, abrió y frente a ella se encontraba un individuo con un machete en la mano.</p><p>El atracoEl hombre le dijo que tenía secuestrado a su esposo y que para liberarlo debía entregarle todo el dinero en efectivo que poseía. Inmediatamente, y ante la sorpresa de la dueña de casa, el desconocido ingresó a la vivienda, con un machete y se apoderó de 21.400 pesos que Vieira tenía guardados en una de las habitaciones.Posteriormente las autoridades detuvieron a Andrade y con las investigaciones, mediante elementos de prueba, lo sindicaron como autor del hecho. La instrucción de la causa se desarrolló en el Juzgado de Instrucción 3, a cargo del magistrado Juan Carlos Cantero, quien procesó a Andrade. La causa llegó a debate como robo calificado y finalmente se ventiló en juicio oral. El tribunal estuvo integrado por Lilia Avendaño, Francisco Aguirre y Roque Romeo Schwenberg.</p>