Dos semanas de espera

LO QUE DEJO LA 7ma FECHA del ARGENTINO B

23/10/2007 00:00

POSADAS. El fin de semana culminó la primera rueda de la zona B del torneo Apertura del Argentino B de fútbol y, en lo que respecta a los dos equipos misioneros en competencia, quedaron importantes aspectos por rescatar.Además, son muchos los fanáticos que ya comienzan a palpitar lo que será, dentro de dos semanas (este domingo no habrá cotejos debido a las elecciones), un nuevo clásico del futbol moderno entre Guaraní Antonio Franco y Crucero del Norte, por la primera fecha de las revanchas (octava), en Villa Sarita.Tras el cierre de la primera fase del Apertura (cotejos de ida), Crucero del Norte cse muestra como el más firme de todos los equipos del grupo. Culminó de la mejor manera, invicto con siete triunfos en ocho presentaciones, resignando mínimos puntos el domingo último tras igualar como local ante Patronato de Paraná (Entre Ríos).Con 19 puntos cosechados lidera en soledad esta zona y demuestra una implacable contundencia en ataque. El equipo de “Pico” Salinas acumula doce goles a favor y sólo dos en contra (convertidos por Mandiyú y Chaco For Ever). Pero más allá de lo netamente estadístico, el “Colectivero” encontró una regularidad en lo individual y  en lo colectivo que los demás integrantes de la zona no supieron reflejar.El equipo de Garupá tendrá dos semanas para diagramar la mejor estrategia de cara a este nuevo clásico del fútbol misionero, donde querrá continuar por la senda ganadora y extender su invicto en el torneo.Vientos de cambioGuaraní Antonio Franco logró un importante y alentador triunfo como visitante, después de más de un año sin festejar fuera de casa. Fue 2 a 1 ante Sol de América y se transforma en un dato más que alentador para los seguidores de La Franja, fundamentalmente por el impulso anímico que puede marcar de ahora en más.El triunfo tuvo aristas destacadas como ser el debut con gol incluido de Pedro Aguirrez, una interesante producción  futbolística del equipo y, fundamentalmente, la visión de juego impulsada desde el banco por un conocido de la entidad, Telmo Gómez, quien tomó la posta tras la salida del técnico Daniel Cravero, luego de los magros resultados.Ahora en Guaraní se respira con más oxígeno y se espera la llegada de un nuevo entrenador. En Formosa fueron muchas noticias positivas que despiertan nuevas expectativas. Volvieron el arquero Regules y Carlos Vicente, repuntó Verón en la conducción y Aguirrez dejó una buena impresión. Ahora se viene un partido fundamental ante Crucero, donde afrontará una prueba de fuego que podría marcar una recuperación definitiva o un nuevo cimbronazo anímico.