Los niÁ?±os cuentacuentos se lucieron en el encuentro provincial

alumnos crearon obras literarias

23/10/2007 00:00

ARISTOBULO DEL VALLE y POSADAS. Con decenas de niños como protagonistas, se llevó a cabo el Primer Encuentro Provincial de Alumnos Lectores, Cuentacuentos y Escritores, y paralelamente se realizó el IV Encuentro de Niños Lectores, Cuentacuentos y Escritores Amigos de las Letras Horacio Quiroga.  Los adultos que conformaron el equipo observador, entre los que figuran profesores, escritores y docentes, reconocieron que “los chicos sorprendieron gratamente y demostraron ser muy creativos”. La organizadora de esta apuesta literaria de chicos de 5º y 6º, Aurora Bitón, dijo que “esta propuesta es motivadora para que se lleven a cabo otros encuentros similares donde los chicos puedan expresarse, ya que demostraron tener un potencial increíble en lo que se refiere a cuentos y a crear historias, e incluso son muy buenos para contarlas”. El evento, que fue considerado de interés provincial, tuvo como ganadora del primer premio a Camila Luján Jankouski, de la Escuela 471 de Cainguás,  quien creó la obra “Las manchas del yaguareté”. El segundo premio fue para Héctor José Potschka, de la Escuela 406, también de Cainguás, con la obra “Si llovieran golosinas”.Tan buenos fueron los chicos que hubo una mención de honor para Sharon Pamela Angel, de la Escuela 489 de Campo Viera, con su obra “Un mundo extraordinario”, y una mención honrosa para Mónica Antúnez, de la Escuela 570 del Paraje Saracura, con la obra “El campesino y el volcán”. En este caso, la niña demostró mucha entereza, ya que se había puesto muy nerviosa y no podía leer. Mónica, emocionada, logró recuperarse y pudo terminar su lectura. Había que comprender la situación de la niña, ya que es la primera vez que se presenta ante un público y frente a un micrófono. Pero como su trabajo realmente estuvo muy bien, recibió la mención especial. Incondicionales El jurado del Primer Encuentro Provincial de los Niños Cuentacuentos estuvo conformado por dos profesoras de Letras, María Alejandra Szulepa y Stella Maris di Nezio, y por Rosa Ema “Titita” de Moreira Peruzzo , quien es vicedirectora de la Feria del Libro de Oberá. La escritora Aurora Bitón y la profesora para la Enseñanza Primaria, Fabiola Belquis Ballino, responsables de este importante evento cultural, reconocieron que “los miembros del jurado trabajaron mucho, ofrecieron su tiempo de forma incondicional, pero reconocieron que se fueron felices y contentas porque no pensaban encontrar en chicos tan chicos las creaciones que presentaron”. Incluso advirtieron que “les cuesta encontrar talentos así entre los jóvenes de la secundaria, pero que a partir de ahora comenzarán a fomentar un poco más la creatividad. Y prometieron regresar el próximo año”.Una característica de esta propuesta es el humor, ya que los mismos chicos siempre añaden simpatía, incluso en comentarios y gestos. Pero también se sumó el “jurado que llegó tarde”, personaje protagonizado por el escritor Juan Carlos Hobus, conocido como “Chessi”, quien hizo reír a la platea conformada por grandes y chicos. Y de manera sorprendente se sumaron al Encuentro de Cuentacuentos el Bibliomóvil de la Biblioteca de las Misiones del ministerio de Cultura, y la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), que aportó importante material didáctico para todos los chicos del concurso. Importantes premiosLos alumnos que ganaron los primeros premios recibieron una bolsa con quince libros de distintos autores misioneros, más manuales y libros de textos, una Antología del libro Oro y Plata para cada alumno y sus maestras, editado especialmente por la Subsecretaría de Cultura. Y como lo adelantó PRIMERA EDICION, los chicos que obtuvieron el primero y segundo premio participarán en los Encuentros de Escritores que se realizan en Misiones y en la Feria del Libro de Oberá. Incluso los textos que prepararon los chicos durante el taller realizado en este Primer Encuentro serán editados en la Antología de 2007 de Lectores, Cuentacuentos y Escritores. Aurora Bitón reconoció que “año a año aprendo de los niños y veo cómo su esencia es la creatividad, tienen en su interior muchas cosas para decir y expresar, y que si no se los incentiva, todo eso se pierde con el tiempo. Vemos como los chicos y los jóvenes se muestran con total inocencia ante un papel y vuelcan en él todo su potencial y sus sentimientos, y somos los adultos los responsables de ese milagro de la vida”.