Empleados de Casa de Gobierno piden pase a planta permanente

ayer hubo una asamblea

23/10/2007 00:00

POSADAS. Ayer un nutrido grupo de trabajadores de distintos sectores de la Casa de Gobierno de Misiones, se reunieron en el patio interno de la “rosadita” y lograron consensuar los términos de un petitorio que hoy le será entregado al subsecretario de Coordinación y Relaciones Institucionales del Gobierno, Hermes Almirón. Se trata de los mismos empleados que hace dos meses hicieron historia cuando por primera vez llevaron a cabo una medida de fuerza en las instalaciones de Casa de Gobierno. Aquella vez, los trabajadores se plegaron a una huelga y elevaron sus voces en reclamo por mejoras salariales y cuestiones inherentes a reconocimientos laborales y el pase a planta permanente de algunos empleados que desde hace años trabajan bajo contrato. A raíz de aquella protesta, los trabajadores recibieron un adicional no remunerativo, aunque transcurrido el tiempo, el resto de los puntos planteados no tuvo eco en las decisiones del Gobierno. Por tal motivo, en la asamblea de ayer los empleados decidieron abordar la cuestión hoy mismo (la reunión con Almirón será esta mañana a partir de las 10) y solicitar que se firme de inmediato un decreto que estipule la concreción de estas solicitudes. De no lograr este objetivo, los trabajadores analizarán seriamente la posibilidad de volver a las medidas de fuerza. “Más allá de las recomposiciones salariales, necesitamos que se solucionen los temas referentes a los compañeros contratados, que son muchos y que desde hace muchos años están trabajando acá” señalaron los empleados.Pase a planta permanente “La gente que trabaja acá manifestó que está de acuerdo con ese petitorio que vamos a presentar, porque con respecto a la negociación anterior, quedaron unos puntos pendientes, como la recategorización y pase a planta permanente de  los contratados” dijo a PRIMERA EDICION, uno de los delegados de los trabajadores, César Torres. En este sentido, Torres explicó “tenemos compañeros de 13 , 15 y hasta 17 años de antigüedad y que nunca ingresaron a la planta permanente”. A la hora de graficar uno de los casos más extremos que se dan entre los trabajadores contratados, el delegado señaló que “tenemos el caso de una persona que presta servicios desde hace 33 años, ya está en edad de jubilarse y tiene categoría doce”.Otro punto que los trabajadores buscarán solucionar es el que tiene que ver con los empleados ad honorem, es decir, los que no reciben un salario formal por sus servicios prestados a la Gobernación, sino que según comentaron “trabajan por el sandwich y la gaseosa”. En total, en Casa de Gobierno hay nueve personas en esta situación, algunos ya desde hace varios años.