El oficialismo impulsa una ley para someter a entidades civiles

YA SE ENCUENTRA EN TRATAMIENTO

22/10/2007 00:00

<p>POSADAS. “No dan puntada sin hilo”, fue la tajante conclusión de una integrante de una ONG misionera al describir los alcances de un proyecto de Ley, impulsado por el oficialismo, que busca someter a las entidades no gubernamentales misioneras al control político, tanto de su actividad como de los eventuales fondos que manejan, además de crear una superestructura estatal por la que se canalizarían los aportes extranjeros, nacionales y provinciales históricamente derivados a las organizaciones del tercer sector justamente por la transparencia y prescindencia política con la que se manejan. </p><p>El proyecto, denominado Ley del Voluntariado Social, cuya autora es la diputada renovadora Gloria Delgado, es ampliamente resistido por las más prestigiosas ONG de la provincia, que ven con preocupación que el mismo Estado que está ausente y no cumple su rol en la atención de los problemas sociales, ahora pretenda reglamentar la actividad de aquellas organizaciones que suplen con transparencia esa misma ausencia oficial. </p><p>“Las ONG están canalizando las inquietudes de quienes quieren participar y atienden las problemáticas que el propio Estado abandonó”, reflexionó Maia Ayrault, presidenta de la ONG Voluntades que se desempeña con prestigio intachable en los pabellones de adultos del hospital Madariaga.</p><p>La reflexión no es antojadiza, ya que en la presentación del proyecto, realizada días atrás en el Hotel Julio César, participó la candidata renovadora a la vicegobernación Sandra Giménez, aplaudida por una tropa de candidatos de distintos sublemas de la misma expresión política que se presentaron como “representantes de ONG”. </p><p>Manotazos En el fragor de la campaña política, el proyecto de Ley pretendió pasar casi desapercibido, pero las entidades civiles serias de Misiones no están dispuestas a prestar su acuerdo sin una previa discusión y depuración del articulado que crea tres organizaciones estatales para controlar a las ONG, con poder incluso para vetar o prohibir su funcionamiento y con directivas de canalizar subsidios a las que se determinen como funcionales al poder político. José Aguirre es integrante de la ONG Conciencia Solar, que trabaja hace años en las cárceles misioneras con absoluta prescindencia de la política partidaria.  El voluntario resumió el proyecto: “el texto tergiversa la esencia misma de las organizaciones del tercer sector, que en todo el mundo se convirtieron en un contralor del poder político tan desprestigiado.  Ni en la Ley nacional del Voluntariado ni en ninguna otra legislación del mundo el Estado pretende intervenir y controlar a las ONG, pero acá quieren crear un foro asesor que va a tener al vicegobernador como presidente. Esto tiene fines políticos”. </p><p>PolitizaciónYa antes de las elecciones de convencionales constituyentes del año pasado, y en el marco del show de prebendas repartidas por el oficialismo, fueron varios los actos a los que se convocó a las organizaciones civiles para recibir cheques de hasta dos mil pesos. La mayoría de los voluntarios de las Ong prestigiosas coincide en desconocer la tarea de estos otros “voluntarios”. “No estamos en contra de que alguna ONG seria pueda recibir un subsidio del Estado, pero no queremos una norma que les de a los funcionarios la potestad de exigirnos una contraprestación política. El gobierno ya tiene un montón de ONG truchas que les responden, entonces nosotros señalamos que queremos la ley, pero sin politización. El voluntario no es un puntero político”, agregó Ayrault. </p><p>En la misma línea se expresó la licenciada Hilda González, de la ONG Conciencia Solar: “El estado tiene ONG adictas que van a facilitar la aprobación del proyecto. Los que no manejamos fondos del Estado estamos en desventaja, somos los menos, nuestra tarea es genuinamente solidaria, no cobramos pero tampoco aceptamos dependencia política alguna. Es necesario dejar sentado el desacuerdo con esta ley antes de que avancen con su aprobación”.  </p>