Temporal: la solidaridad una vez mÁ?¡s lo hizo todo

falto y falta la respuesta efectiva

21/10/2007 00:00

<p align="justify">POSADAS. PRIMERA EDICION agradece profundamente a sus lectores y amigos, la masiva respuesta al llamado a la solidaridad efectuado tras el vendaval de lluvia y viento del pasado viernes 12 de octubre, que afectó a seis mil habitantes de la zona sur de Posadas.</p><p align="justify">Junto a la Cruz Roja se ha distribuído la ayuda que han hecho llegar gran cantidad de ciudadanos, sensibles al dolor del prójimo y que siguen acudiendo en auxilio de los que han perdido todo. </p><p align="justify">Las entregas se han realizado en  la zona del Aeroclub, la más castigada por el vendaval, como también en el barrio San Lucas y la zona de Itaembé Miní, cerca del barrio Belén. Se han distribuído colchones, ropa y víveres, pero las víctimas  del vendaval siguen necesitando de la ayuda desinteresada de sus compatriotas.</p><p align="justify">Las donaciones se pueden seguir canalizando a través de PRIMERA EDICION y la Cruz Roja, pero aquellos que lo deseen también se pueden acercar a entregarla directamente a los afectados, que mucho lo agradecerán. </p><p align="justify">Podrán testimoniar, en el lugar, las carencias que tienen y la mora de las instituciones públicas hacia sus conciudadanos. Han pasado diez días de la catástrofe y la ayuda oficial se dio a cuentagota. No hubo un plan de contingencia en las primeras horas posteriores al vendaval, cuando decenas de posadeños se quedaron sin techo y sin nada. </p><p align="justify">La respuesta del Estado fue excesivamente demorada. Se demostró que no están preparados para una emergencia como la que siguen viviendo decenas de familias, ni para dar una solución pronta, para evitar que pequeños niños y sus familias sigan sufriendo, clamando por una ayuda. </p><p align="justify">A la extensísima lista de colaboraciones particulares se agregaron además instituciones religiosas y organizaciones no gubernamentales.  Mencionamos, entre otras, a alumnos y docentes del Colegio Roque González, como también del Colegio Santa María, que acercaron donativos y el afecto siempre necesario para retemplar las fuerzas. </p><p align="justify">Es necesario un esfuerzo más para los afectados: ropa, colchones, colchonetas. Los barrios más afectados, además del Aeroclub ya mencionado, son San Lucas, San Marcos, Villa Cariñito (detrás del polideportivo) las chacras 77, 78, 239 y 249. Toda ayuda, por pequeña que sea, sirve. Y, sobre todo, el afecto a nuestros vecinos, que deben volver a comenzar. </p>