Ola de asaltos a remiseros parece no tener freno

Puerto Iguazú

17/10/2007 00:00

PUERTO IGUAZU. Un remisero fue despojado de alrededor de 250 pesos y un teléfono celular luego de que un delincuente que había subido como pasajero en la zona céntrica de la ciudad lo amenazara con un arma de fuego. Es el tercer trabajador del volante que resulta víctima de un atraco en pocos días en esta turística localidad misionera. El hecho sucedió alrededor de las 23 del lunes después que el asaltante solicitara que el chofer del Chevrolet Corsa Wagon lo trasladara hasta una sala de casinos ubicada en inmediaciones del puente internacional “Tancredo Neves”. Alrededor de las 23.40 Miguel González (27) se presentó en la Comisaría Primera para denunciar lo que le había sucedido. Relató a los investigadores que estaba trabajando en la parada de la empresa Misiones, ubicada sobre la calle Gustavo Eppens cuando apareció un hombre de unos 20 años, de tez trigueña, cabellos cortos lacios, de unos 1,65 metro de estatura, vestía un pantalón de jean azul y un impermeable negro, con acento lugareño. Pidió a González que lo lleve hasta el casino situado en proximidades de la aduana. El trabajador del volante comenzó el recorrido por la avenida Brasil, luego por Misiones para finalmente tomar la avenida Guaraní. El delincuente le indicó que ingresara por una calle lateral denominada Gobernador Lanusse a lo que el chofer se negó por el mal estado en que estaba la arteria de tierra. Lo encañonó en la cabeza En ese momento el conductor escuchó un ruido como el producido cuando que acciona el mecanismo de carga de una pistola. Intentó darse vuelta pero el asaltante, que viajaba en el asiento de atrás, le manifestó que no mire y que le entregue todo el dinero que había recaudado en la jornada. Fue entonces que González, temiendo por su vida, le facilitó la billetera de donde el malandra extrajo unos 250 pesos, además del teléfono celular. Fue entonces que le dijo que siguiera por esa misma calle, bajando del auto y dándose a la fuga en sentido contrario. El chofer dio la vuelta a la manzana pero al regresar al lugar del hecho ya no lo encontró. Antes de la denuncia, en momentos que se trasladaba a la comisaría en la zona llamada Siete Bocas, se cruzó con un patrullero y dio avisó sobre de lo sucedido. Una vez en la dependencia policial, las autoridades confeccionaron el identikit del delincuente que ya circula por las comisarías de la zona para tratar de dar con el paradero del mismo. Asimismo, se efectuaron las pericias de rigor y se tomó declaración a otro chofer que estaba en la agencia junto a González en momentos que el delincuente solicitó los servicios al remisero. Hasta el momento y pese al intenso rastrillaje realizado en distintos puntos de la ciudad, la policía no logró dar con el asaltante. Cabe añadir que en esta ciudad y en menos de una semana un total de tres trabajadores del volante, donde uno resultó con cortes y golpes, fueron despojados de sus pertenencias por sujetos armados que se hacen pasar por pasajeros para luego cometer el atraco.