SaliÁ?³ el sol y comenzÁ?³ la reconstrucciÁ?³n

afectados por el temporal

17/10/2007 00:00

POSADAS. Con el primer rayo de sol, los vecinos afectados por el terrible temporal de lluvia, viento y granizo del pasado viernes pudieron comenzar lentamente a reconstruir sus viviendas. Ayudados por la solidaridad de particulares, ante la marcada ausencia de planes de contención de parte del Estado, la esperanza volvió a los rostros de aquellos que perdieron todo. Así, el panorama cambió sustancialmente en el barrio Aeroclub: martillos en mano y con la ayuda de algún vecino, pudo observarse cómo de poco las casas volvieron a tomar forma. Igual situación se vivió en Villa Cariñito, en la chacra 249 del barrio Itaembé Miní y en el barrio Jardín.  Con muy pocos elementos y materiales, pero con  muchas ganas, la mayoría de los vecinos agradeció el aporte desinteresado de la comunidad y criticó la falta de respuestas de los organismos del Estado (ver aparte).  VECINOS DE LA CHACRA 239 MANTENDRAN EL PIQUETE SOBRE LA AVENIDA 115Corte y chantaje por mercaderías Indignados por el abierto chantaje de los funcionarios oficiales que, movilizados en camionetas del Ministerio de Salud Pública, les planteaban que levantaran el piquete a cambio de bolsas de provista, los vecinos de la chacra 239 mantuvieron su medida de fuerza en reclamo de una ayuda acorde a sus necesidades. “Seguiremos en la calle, mañana y pasado de ser necesario. Esta gente no entiende que no le pedimos favores, sino que cumplan con el deber de asistirnos”, advirtieron. El presidente de la comisión vecinal del barrio, Roque Lugo, indicó que “no queremos que nos regalen nada: pedimos que nos asistan ante el terrible desastre. Sin embargo, llegaron y empezaron a repartir las bolsas a sus punteros y ni siquiera tuvieron en cuenta a la gente que de verdad perdió el techo o se le mojaron las cosas”. Por eso -insistió- “no nos vamos a mover de acá”. Por su parte, Lilia Rosa Martínez destacó que “necesitamos de todo, no que nos vengan a decir que levantemos el piquete por una bolsa de comida. Nos falta abrigo, colchones, chapas de cinc (no de cartón, porque a esas un viento fuerte se las lleva), nebulizadores para los niños y medicamentos”.  Mientras los vecinos de la chacra 249, ubicada al costado de la Morgue Judicial, levantaron el piquete sobre la Ruta 12, los vecinos que cortaron la avenida 115 decidieron que continuarán con la medida de protesta hasta que el Estado responda. Muy molestos, destacaron que “la camioneta del Ministerio de Salud Pública llegó hasta el barrio con listas de los punteros políticos, sin saber quiénes son los verdaderos afectados por la tormenta”. Acompañadas por sus hijos, fueron las mujeres las que mantuvieron la medida de fuerza y prometieron, con neumáticos ardiendo y ramas sobre el asfalto, que “no nos moveremos hasta que los gobernantes entiendan que deben cumplir con su deber. No les estamos pidiendo favores: tienen que asistirnos frente a este desastre natural”.