Someten a diferentes estudios

quieren saber qué patología padece

11/10/2007 00:00

<p align="justify">ITUZAINGO y CORRIENTES CAPITAL. El niño de doce años acusado de asesinar de una puñalada en el cuello a su compañero de colegio, Agustín Espeche (13), el pasado 28 de septiembre, comenzó a ser sometido a una serie de estudios interdisciplinarios, requeridos oportunamente por el fiscal de instrucción de Ituzaingó, Eugenio Balbastro (h), en el marco de la causa.</p><p align="justify">Los especialistas -psicólogos, psiquiatras, psicopedagogos y trabajadores sociales- intervienen en la elaboración de un informe sobre la personalidad del menor, las características de su entorno familiar y del medio social en el que se desarrolló, indicaron fuentes judiciales.  El grupo de profesionales busca establecer un diagnóstico acerca de la patología que afectó su personalidad y supuestamente lo impulsó a quitarle la vida a su amigo, con absoluta frialdad.</p><p align="justify">Sobre la base de los resultados de esos estudios, el juez Néstor Anocíbar podría disponer de alguna medida tutelar, como por ejemplo su internación para un tratamiento médico.</p><p align="justify">Al ser consultado por PRIMERA EDICION, el fiscal Balbastro destacó que “es la primera vez que se realiza un estudio interdisciplinario de este tipo en un caso ocurrido en Ituzaingó”.</p><p align="justify">El funcionario comentó además que en forma paralela “la investigación avanza con los resultados de los trabajos de la policía científica, como cotejos de huellas, análisis químicos de sangre, de las prendas de vestir y de cuchillos incautados”.</p><p align="justify">En este sentido señaló que “la vinculación del chico con el homicidio no surgió de su relato, sino del hallazgo de varios elementos en la escena, que fueron confrontados con las versiónes que dio”.</p><p align="justify">No obstante el fiscal remarcó que el niño aún sigue siendo sospechoso hasta tanto el juez se pronuncie sobre el caso.</p><p align="justify">Un caso incomprensibleA doce días del estremecedor suceso, los habitantes de Ituzaingó todavía no encuentran explicación a lo que pasó.  En la localidad, ubicada a 90 kilómetros de Posadas, se tejen innumerables conjeturas, como por ejemplo la sobreexposición del chico de doce años a internet o la ausencia de sus padres en su crianza. Lo cierto es que tanto él como Agustín Espeche concurrían a la escuela Juan Bautista Alberdi, donde eran considerados alumnos normales y no violentos.  Por el contrario, el supuesto autor estaba entre los promedios escolares más altos.</p><p align="justify">El hecho ocurrió cuando él y Espeche jugaban en la computadora y preparaban una tarea solicitada por la maestra. </p><p align="justify">El niño de doce años dijo que vió como un hombre corpulento y encapuchado atacó a  su compañero con un cuchillo, y luego saltó sobre un muro.  Pero luego los investigadores detectaron que su declaración no encajaba con elementos hallados en la escena, como una fosa cavada en el fondo del terreno y las marcas de arrastre del cuerpo desde la vereda a la casa. </p><p align="justify">Finalmente confesó haber matado a su amigo, previa planificación, porque éste siempre lo “cargaba”.</p>