HarÁ?¡n perfil psicolÁ?³gico a detenidos por abusos

La defensa pidió psicólogos de parte

10/10/2007 00:00

POSADAS. A través de pericias, las autoridades intentarán determinar si la empresaria de transporte escolar (51) y su hijo (27), acusados de ultrajar a dos hermanitos, presentan rasgos de personalidad compatibles con los de un abusador. Para ello el juez Horacio Gallardo dispuso que médicos del Poder Judicial les tracen un perfil psicológico. Ayer la defensa ejercida por el abogado Arturo Fernando Orbe solicitó que una especialista de parte participe como observadora de esas pericias, las cuales pueden ser claves en el curso de la causa.El letrado también solicitó que se cite a declarar a las personas que acreditarían las actividades que realizó la acusada el viernes 14 de septiembre, entre las 8.30 y las 11.30 aproximadamente, lapso en el que supuestamente los niños fueron abusados sexualmente.Por otro lado, la defensa aguarda que se haga lugar a la citación de una docente de inglés que habría afirmado que aquel día el hermano mayor de las víctimas (un chico de diez años) tampoco concurrió al colegio, lo que se contrapone con el testimonio de los padres de los menores y de la empleada.Según fuentes cercanas al caso, Orbe también estaría analizando la posibilidad de impugnar los exámenes psicológicos a los chiquitos abusados y a la madre de éstos, por desacuerdos con la forma en que se llevaron a cabo los mismos.A todo ello, el lunes se realizó otra marcha en defensa de los detenidos. Según estimaciones, unas 50 personas, entre amigos, familiares y clientes, se desplazaron con carteles por calles céntricas, clamando la inocencia de ambos.Siguen presosMadre e hijo están acusados de abuso contra la integridad sexual de los dos hermanitos residentes en el barrio Itaembé Miní. Las víctimas son una nena de cinco años y una varón de cuatro, quienes además de relatarles la situación a sus padres, también contaron la misma historia en una entrevista con profesionales psicólogos. Allí mencionaron a “Lucy” y a “Fabio” como las personas que les hicieron “eso”. Y dieron una descripción de la vivienda adonde supuestamente fueron llevados por ellos.Luego de recibir las conclusiones del informe, el juez Horacio Gallardo ordenó un allanamiento a su domicilio de Villa Cabello y dispuso la detención de la mujer.La denuncia del caso se realizó el lunes 17 de septiembre último y el primero en ser mencionado por una de las víctimas fue Fabio, quien se presentó al día siguiente y quedó detenido en la Unidad Regional I. Los padres de los chiquitos dijeron que el chofer los retiró el viernes 14 a la mañana, pero no los llevó al colegio, sino a otro lugar.En su defensa, Fabio señaló que  ese día se presentó a retirarlos, pero la empleada le explicó que los niños se habían dormido y no irían a la escuela.