Operario de EMSA muriÁ?³ fulminado por descarga

reconocido rugbier del Club Lomas

10/10/2007 00:00

CERRO AZUL. Un operario de la empresa Electricidad de Misiones Sociedad Anónima (EMSA), falleció fulminado por una descarga eléctrica que lo alcanzó de manera accidental ayer a la mañana, mientras realizaba reparaciones del tendido de electrificación rural en un camino vecinal de Colonia Taranco, ubicada a cinco kilómetros de esta localidad. El trabajador era oriundo de Posadas y al momento del fatal desenlace se encontraba trepado a un poste que sostiene una línea de 7.600 voltios.`El accidente habría ocurrido a las 11.30 -aproximadamente- cuando César Norberto Gómez de Olivera (32), se encontraba subido a un poste del tendido de electrificación rural que pasa por la Colonia Taranco Chico, cerca del centro de la localidad de Cerro Azul, mientras en el suelo se encontraba un compañero de trabajo en apoyo a las tareas que realizaba De Olivera en las alturas. Por causas que aún se desconocen un brazo de este último hizo contacto con los cables del tendido, recibiendo una tremenda descarga de 7.600 voltios que lo arrojó al vacío cayendo al suelo desde unos siete metros de altura sufriendo traumatismos y graves quemaduras. Atónito, su compañero atinó a subirlo a la camioneta de la misma empresa y lo trasladó hasta una clínica privada de Cerro Azul ya que todavía presentaba signos de vida, pero al llegar al centro de salud la víctima ya ingresó sin pulso, según el informe policial.DiagnósticoUna vez que el cuerpo del operario fue examinado por el médico policial se estableció que experimentó una “muerte violenta por electrocución”, sin detalles de los traumatismos o grados de quemadura. Tomó intervención a través de la comisaría local, el Juzgado de Instrucción 5, de Leandro N. Alem, a cargo de la magistrada Selva Raquel Zuetta, quien por la tarde ordenó la entrega del cuerpo a los familiares que viajaron desde Posadas y para trasladar los restos a la capital misionera.Destacado deportistaCésar Norberto Gómez de Olivera, era un destacado jugador de  rugby que actualmente se desempeñaba como primera línea en el Club Lomas de Posadas. El jugador, conocido en su entorno íntimo deportivo y de amigos como “Terri”, jugaba desde hace varios años en el Tacurú Social Club hasta que a partir de la presente temporada se trasladó junto a otros compañeros de su club anterior a la recientemente creada institución deportiva. Según quienes lo trataban, Terri se granjeó la amistad de muchas personas a partir de su paso por la escuela de Comercio 6, donde cursó sus estudios secundarios y su destacado desempeño en el ambiente del rugby provincial.