Pueblada en defensa de una mÁ?©dica

09/10/2007 00:00

SAN ANTONIO. El pueblo se volcó ayer a la calle, en la fronteriza localidad de San Antonio, en defensa de la médica Marina Picos, quién fue obligada a tomarse licencia, tras sufrir maltrato y discriminación, según denunció ayer a FM De la Frontera. La mujer decidió hacer pública su situación, en el programa “Mañanas Informales” que conduce José Oscar Silva, lo cual movilizó espontáneamente a una gran cantidad de pobladores que se hicieron presentes en la puerta de la emisora, exigiendo que se la restituya de inmediato al Hospital de San Antonio, donde tiene una residencia de más de quince años. Al salir de la radio el gentío la rodeó y decidió marchar hacia el Hospital, para interpelar al director, Daniel Osvaldo Cáceres.Silva explicó a PRIMERA EDICION que debió hacer de mediador entre los pobladores -más de 400- y el director del nosocomio, para que la situación no pase a mayores. Puso de relieve que la médica fue defendida por su calidad profesional y la marcha no tuvo ningún tinte político. “La gente decía que San Antonio no puede perderse una profesional de la calidad de la doctora Picos”, afirmó y reiteró que en ningún momento se respondió a consignas políticas. No obstante al parecer los problemas de la médica comenzaron cuando aceptó ser candidata a concejal por un sublema de Pablo Tschirsch. Cáceres es, a su vez, primer candidato a concejal por el oficialismo renovador. Ayer Picos denunció a través de los micrófonos de FM De la Frontera que era objeto de “persecución sistemática”, por parte de Cáceres, quién le habría dicho que no cumplía más funciones en el nosocomio y la invitó a trasladarse al hospital de San Bernardo de Irigoyen. Luego, para no perder su trabajo dijo que aceptó tomar licencia. Durante el reportaje Silva comenzó a recibir decenas de mensajes de adhesión, mientras se improvisaba una manifestación en la puerta de la radio. “Fue impresionante la cantidad de mensajes que recibimos”, dijo Silva y relató que luego “se armó una marcha de protesta, que recorrió más de 20 cuadras hasta la puerta del hospital; a medida que avanzaba se juntaba más gente”, dijo. En tanto Cáceres distribuyó un comunicado negando la situación, al tiempo que aseguró que el rendimiento profesional de Picos era bajo.