Masacran a un hombre golpeÁ?¡ndolo con una pesa en la cabeza: hay tres detenidos

macabro hallazgo

05/10/2007 00:00

<p align="justify">POSADAS. Un hombre de 37 años fue asesinado de varios golpes en la cabeza y en el rostro, que le fueron propinados con una pesa de fabricación casera. </p><p align="justify">El cadáver de la víctima, identificada como Omar Walter Beer, fue hallado ayer a las 10 en el interior de su humilde vivienda, situada  sobre avenida Tierra del Fuego casi calle Misiones de esta capital. Los investigadores detuvieron a tres hombres, de 33, 46 y 52 años, amigos de la víctima, en averiguación del hecho. El crimen se habría producido en circunstancias en que el hombre compartía unos tragos con otra persona, descartándose por el momento el robo, en tanto que las sospechas por ahora giran en torno al círculo íntimo del occiso, conforme a los primeros indicios que manejan los pesquisas. </p><p align="justify">Un conocido de Beer, quien no tenía noticias de él desde el pasado lunes, se dirigió ayer a las 10 al domicilio e ingresó por la parte posterior -donde una chapa hace las veces de puerta-, y se encontró con el cuerpo, en estado de putrefacción y emanando olores nauseabundos. De inmediato, avisó a los vecinos y estos notificaron a la policía acerca del macabro hallazgo. </p><p align="justify">Al ingresar al inmueble de madera, los investigadores constataron que el infortunado hombre, quien se ganaba la vida como changarín, estaba tendido en el piso, boca abajo y sobre un enorme charco de sangre. El cuerpo yacía al costado de una cama, presentaba al menos dos golpes, uno en la cabeza y otro en el rostro, además de tres puntazos de arma blanca en la espalda. Una pesa fabricada con latas -con cemento en su interior y con manchas de sangre- fue hallada en la escena, además de un trozo de hoja de cuchillo herrumbrado, cuyo resto estaba aún incrustado en el cuerpo de la víctima. </p><p align="justify">Los pesquisas presumen que el dueño de casa primero recibió las cuchilladas y luego fue prácticamente ejecutado de varios golpes con la rústica pesa -de más de diez kilos-.  El hombre se dedicaba a efectuar trabajos temporarios, por lo general changas de albañilería y jardinería. Su deceso se habría producido el lunes a la noche, coincidentemente con el tiempo en que por última vez lo vieron sus vecinos y mientras hacía compras para la cena. </p><p align="justify">Beer vivía sólo y estaba separado desde hace un tiempo (tenía un hijo), ahora resta a la policía establecer en qué circunstancias fue atacado. Por ahora se descartaría el robo y la hipótesis más firme que manejan los investigadores es que habría compartido tragos con él o los asesinos. Luego  habría discutido por cuestiones del momento y allí se habría producido el criminal desenlace, confió una fuente cercana a la investigación. </p><p align="justify">Sorprendido por la mano asesina Por los indicios hallados en la escena del crimen, los uniformados creen que Beer fue sorprendido por él o los asesinos. Los efectivos encontraron la televisión encendida y  al menos dos vasos con vino, además de puchero con pollo que se presume habría cenado. </p><p align="justify">Estaba vestido con una bermuda, sandalias y camisa. Se cree que compartía una cena cuando lo ultimaron, acuchillándolo primero por la espalda y golpéandole en la cabeza luego. La víctima no habría podido defenderse del brutal y feroz ataque. Un médico policial diagnosticó que el mismo presentaba “traumatismo de cráneo en región occipital, hematoma en región orbitaria, excoriaciones y lesión punzo cortante con arma blanca en región escapular izquierda”. </p>