CorazÁ?³n valiente

AHORA VAN POR SUDAFRICA

08/10/2007 00:00

PARIS.- Los Pumas siguen emocionando en la Copa del Mundo. Continúan escribiendo páginas de oro en la historia del rugby argentino. Hoy agregaron una muy valiosa: con una ajustada victoria 19-13, derrotaron a Escocia y consiguieron meterse en las semifinales del Mundial por primera vez.Si las victorias ante Francia e Irlanda habían sido las más importantes para el rugby argentino, la de hoy ante Escocia seguramente merecerá un lugar de privilegio.Fue mucho más dura y pareja de lo que se preveía en los papeles. Escocia fue un rival batallador, que no le regaló nada a la Argentina. Inclusive, sobre el final, los del Cardo pudieron haberse llevado la victoria. Pero el corazón Puma y la garra característica de este equipo que dirige Marcelo Loffreda superó las adversidades y continúa de pie, invicto, en Francia.Pero la historia se escribió en celeste y blanco, una vez más en el Stade de France, para que el techo de este equipo siga siendo aún lejano. La próxima prueba será el poderoso Sudáfrica, que debió sufrir para vencer a Fiji, pero es una potencia que tiene jerarquía para llevarse el trofeo Webb Ellis.El partido. La Argentina apeló a su clásico juego agrupado. Fue ganando terreno, pacientemente, con los fowards durante los ochenta minutos. De a ratos alternó el ataque por el eje con alguna pelota por el centro y usó muy poco a los wingers en ataque. Siempre posicionó al equipo en campo rival y tuvo mayor dominio de la pelota a lo largo del encuentro. También tuvo efectividad el uso del pie en Juan Martín Hernández, nuevamente uno de los puntos altos en los Pumas.El pack argentino se mostró sólido como lo venía haciendo a lo largo del Mundial. Su presión sobre los pateadores escoceses (Paterson y Parks) dio sus máximos frutos a los 32 minutos, cuando Gonzalo Longo asfixió al apertura Dan Parks en su patada y forzó un rebote, que lo favoreció y terminó dándole el primer try a los Pumas y la ventaja 13-3.Previamente, Escocia y la Argentina habían alternado patadas con relativa efectividad. Para los escoceses habían convertido los mismos Paterson y Parks y, para los Pumas, Felipe Contepomi había acertado dos veces con sendos penales y el primer tiempo se fue con un 13-6 en favor de la Argentina.Pero en la segunda mitad apareció Escocia con una actitud más ofensiva, dispuesta a jugar en campo rival. Cuando los Pumas dominaban con claridad el encuentro porque se habían posesionado en territorio escocés, llegó una jugada clave. Craig Smith, que ingresó en el segundo tiempo, recuperó un balón, a los 23 del complemento, y avanzó varios metros sin ser derribado. Terminó en try de Chris Cusiter y parecía que Escocia se preparaba para dar vuelta el partido cuando estaba a seis puntos de la Argentina, que pedeció un momento crítico a diez minutos del final.Allí llegó la marca registrada del equipo argentino. Una defensa impenetrable, a puro tackle con una predisposición para la marca envidiable para negarle al rival el try que podría haber cambiado la historia. Una historia que siguen escribiendo los Pumas, al menos, por siete días más.SíntesisArgentina: Ignacio Corleto; Lucas Borges, Manuel Contepomi, Felipe Contepomi, Horacio Agulla; Juan Martín Hernández, Agustín Pichot (capitán); Juan Martín Fernández Lobbe, Gonzalo Longo, Lucas Ostiglia; Patricio Albacete, Carlos Ignacio Fernández Lobbe; Juan Martín Scelzo, Mario Ledesma, Rodrigo Roncero. Entrenador: Marcelo Loffreda.Escocia: Rory Lamont; Sean Lamont, Simon Webster, Robert Dewey, Chris Paterson; Dan Parks, Michael Blair; Dunca Hodge, Simon Taylor, Jason White (capitán); James Hamilton, Nathan Hines; Euan Murray, Ross Ford, Gavin Kerr. Entrenador: Frank Hadden.Tantos en el primer tiempo: 3 y 40m penales de Patterson (E), 16 y 28m penales de Felipe Contemponi (A), 32m. try de Longo (A) convertido por F.Contemponi.Tantos en el segundo tiempo: 2m penal de Felipe Contemponi (A), 22m drop de Hernández (A), 22m try de Custeler (E) converttido por Patterson.Cambios: En Argentina ingresaron Rimas Alvarez por I.Fernández Lobbe, Hasan por Scelzo, Semillosa por Ostiglia, mientras que en Escocia lo hicieron Henderson por Webster, Brown por Dewey, Custeler por Blair, Lawson por Ford, Smith por Kerr, y Sadwell por S.Lamont.Arbitro: Joel Jutge (Francia).Estadio: Stade de France.