Estudian quÁ?© hacer con el niÁ?±o que asesinÁ?³ a otro de un puntazo

organizan una marcha de silencio

02/10/2007 00:00

<p align="justify">ITUZAINGO, Corrientes. Mientras la Justicia estudia la manera en que resolverá la situación del niño de doce años que asesinó a Gabriel Esteche (14) de un puntazo en el cuello la comunidad continúa conmocionada, a tal punto, que hasta los comicios desarrollados el domingo pasaron a segundo plano. Ayer, los dichos de los directivos de la Escuela Juan Bautista Alberdi, donde la víctima y el victimario cursaban sus estudios, dejaron al descubierto la falta de profesionales que se ocupen del tema dentro del establecimiento educacional y hubo padres que quedaron estupefactos al ver al presunto autor jugando en los pasillos del hospital “Ricardo Billinghurst” donde está internado bajo custodia policial. </p><p align="justify">Al regresar de su licencia, el juez de Instrucción de Ituzaingó Néstor Anocíbar se hizo cargo del caso que ocurrió en la tarde del jueves y dijo que no hay legislación que impute a un menor de 16, aunque también señaló que se pueden establecer medidas de seguridad dada la gravedad del caso. Reflexionó que “los padres tenemos que intervenir un poco más en la vida de nuestros chicos, para poder advertir, siguiendo su conducta, observarlos. Cada vez nos encontramos con casos de mayor violencia que también pasa con los menores. Tenemos que abocarnos a mirar el crecimiento de nuestros chicos un poco más de cerca”. </p><p align="justify">El fiscal Eduardo Balbastro, en tanto, indicó que “estamos haciendo una serie de diligencias para seguir reforzando la hipótesis que manejamos, que están avaladas por los elementos encontrados y la versión del propio chico, pero aguardamos las pericias psicológicas y psiquiátricas” que serán practicadas al menor. El funcionario judicial sostuvo que el menor deberá efectuar un tratamiento psiquiátrico cuya realización podría ser ambulatoria o en un centro de atención especial.</p><p align="justify">Buena conducta en el gradoGabriel Esteche fue asesinado el jueves cuando se encontraba en la casa del chico de doce, preparando en la computadora un trabajo que les habían solicitado en el colegio. Luego de una primera versión que daba cuenta de un ladrón encapuchado que ingresó por el techo y mató a su compañero, el niño reconoció ante el juez a cargo Walter Turraca Show que pensaba matar a Esteche desde julio pasado “porque estaba cansado de sus bromas”.  </p><p align="justify">En el colegio al que concurrían ninguno de los dos tenía antecedentes de conductas violentas y eran muy buenos alumnos. “Nada hacía presumir una actitud así por parte de uno de ellos”, declaró uno de los maestros a la policía, “porque salvo las situaciones comunes en todo preadolescente y que se dan en todo colegio, no hubo señales de que algo así podía ocurrir entre ellos”. </p><p align="justify">No salen del asombro</p><p align="justify">Los padres de la víctima organizan para el jueves a las 18 una marcha de silencio a fin de  pedir justicia y evitar que el niño de doce permanezca en la localidad y desarrolle sus actividades con normalidad. Anselmo Esteche manifestó ayer a la radio FM Líder de Ituzaingó que su familia aún no logra entender lo sucedido. Dijo que extraña muchísimo a su hijo, que era el mayor de la familia y que lo acompañaba a pescar con frecuencia. Indicó que el barrio donde viven -Islas Malvinas o 180 Viviendas- está alejado del casco céntrico por lo que Gabriel no venía muy a menudo.</p><p align="justify">Recordó que la autopsia practicada al cuerpo de su hijo dejó al descubierto que además del puntazo que le propinó en el cuello, seccionando la yugular, Gabriel recibió heridas en la cabeza y en el tórax después de la muerte. También mencionó que el chico había cavado un pozo de un metro y medio de profundidad en el fondo del terreno de la avenida Corrientes entre las calles Paraná y Libertador y que la policía halló una bolsa de plástico de consorcio en la que se presume escondería el cadáver antes de enterrarlo.</p>