Alumnos de Farmacia y BioquÁ?­mica objetan nuevos planes de estudio

POLEMICA EN LA FACULTAD

01/10/2007 00:00

POSADAS. Este año, la Facultad de Ciencias Exactas, Químicas y Naturales de la Universidad Nacional de Misiones, logró obtener las acreditaciones de las carreras de Farmacia y Bioquímica. Las acreditaciones (procesos cuyo propósito es proporcionar una evaluación profesional aceptable de la calidad de las instituciones y programas educativos y estimular su mejoramiento constante) son otorgadas por la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU), dependiente del Ministerio de Educación de la Nación, tras una serie de análisis y evaluaciones que se consuman a partir de las condiciones y necesidades del establecimiento demandante de la acreditación. Si bien, las acreditaciones de estas carreras representan un avance considerable en el prestigio de las mismas, no son pocos los alumnos que ya elevaron sus voces de preocupación acerca de la incertidumbre que se generó alrededor de los nuevos planes de estudios que regirán a raíz de las acreditaciones. Por lo que se desprende de las múltiples voces recogidas por PRIMERA EDICION, son varias las dudas y temores que atosigan a los alumnos que se encuentran cursando las carreras de Farmacia y Bioquímica. Un punto clave, es la nueva implementación del sistema de correlatividades (materias relacionadas), pero además, gran parte del alumnado se quejó de la falta de participación de los alumnos, en las decisiones que hicieron a la solicitud de las acreditaciones. En este punto, es necesario aclarar que desde la universidad se organizó – el año pasado- un taller abierto a los alumnos, dónde se tocaron temas concernientes a las modificaciones  en los planes de estudio. “Fueron pocos estudiantes, no lo difundieron cómo se debía” aseguró un alumno, en relación a aquel taller. DebateEl grado de incertidumbre de los alumnos de estas dos carreras, pudo notarse recientemente en una charla que enfrentó a los docentes  que estuvieron involucrados en el trabajo concerniente a las acreditaciones, y a los alumnos, que colmaron el aula y bombardearon de preguntas a los expositores. En aquel debate, desde la universidad se argumentó que “la acreditación es un aspecto fundamental de una carrera. Es la carta de presentación del alumno, pero además implica una vía para conseguir fondos, porque todas las carreras acreditadas tienen planes de ayuda”. Sobre los nuevos planes de estudio, se esgrimió que “La CONEAU exigió que se amplíen los contenidos, y que se establezca un régimen de correlatividades que asegure el nexo entre los contenidos de la carrera”. Del otro lado de la vereda, varios  alumnos confiaron que esta serie de cambios conllevará a que la mayoría abandone la carrera, porque “casi todos los planes de estudio nuevos implican mucho más tiempo. Va a ser imposible recibirnos en el lapso que creímos que podíamos hacerlo cuando nos inscribimos. Esto cambia todo”, según graficó uno de ellos. Uno de los puntos vitales para entender los fundamentos del cuestionamiento que plantean los alumnos, es que con respecto a la implementación de los nuevos planes de estudio y sus respectivos sistemas de correlatividades, desde la facultad sólo se aduce (al menos en la reciente reunión) que “cada caso será evaluado individualmente” lo que abre un abismo de interrogantes en los alumnos afectados. Así las cosas, para el alumno resulta un misterio indescifrable hoy por hoy, saber cuándo estará en condiciones de recibirse.  TestimoniosUna alumna de Farmacia, explicó a este medio que “el tema puede ser complejo para lectores del diario que no tengan relación con la universidad. Pero para que se entienda, podríamos resumir que el tema pasa por el cambio en los planes de estudio, que plantea una relación diferente entre las materias correlativas. O sea, nosotros venimos preparándonos para cursar la carrera de determinada manera, con un ritmo ya incorporado a nuestras vidas. Estos cambios, para los cuales no nos consultaron, vienen a descomponer todos nuestros planes. Si se ponen a preguntar, van a ver que la mayoría de los alumnos está preocupado por estos cambios, que ponen en riesgo al continuidad de muchos en la facultad”.Otro alumno, sostuvo que “la carrera de Ingeniería fue acreditada hace tres años, y se puede ver que no trajo beneficios para los alumnos. Apenas compraron una balanza ”. Finalmente, otro estudiante exigió que “se mantengan las regularidades vigentes.  Y que se respete al menos un año más el plan anterior. Queremos más apoyo académico y humano por parte de la facultad, para abordar estos cambios que nos llenan de dudas”. Plan de transiciónUno de los tantos pedidos de los alumnos de las carreras recientemente acreditadas, es  que se genere un plan de transición que amortigue la implementación de los nuevos planes de estudio. Lo que queremos es que al menos se tenga consideración en cuanto a las correlativas, para poder cursar materias con mayor flexibilidad” resumen los alumnos. Desde la universidad, sostienen abiertamente que el cambio en los planes de estudio es sumamente necesario para mantener actualizada la carrera: “a medida que la ciencia siga avanzando, se van a consumar muchos otros planes de estudio. De alguna manera u otra, los planes anteriores van quedando obsoletos” afirman. Lo discutible, es el modo en el que se trabaja para lograr un consenso previo con el alumnado en relación a cambios que los tienen como protagonistas directos. Por aquí, los alumnos dicen que la facultad no abrió el debate en tiempo y forma.