De local, GuaranÁ?­ no te perdona

LA FRANJA SUMO TRES PUNTOS VALIOSOS

01/10/2007 00:00

POSADAS. Guaraní Antonio Franco alcanzó ayer su segunda victoria como local y con los puntos sumados se acomodó en la segunda posición de la Zona B junto a Textil Mandiyú de Corrientes, quedando unidades del líder Crucero del Norte. La Franja le ganó a Colegiales de Concordia por 2 a 0, por la cuarta fecha del campeonato Argentino B de fútbol.Los goles fueron anotados por Daniel Verón, en el primer tiempo, y Hugo Toche, en la etapa complementaria, en dos jugadas a pura individualidad, el estilo de juego más claro que tiene Guaraní.El equipo que dirige Daniel Cravero ganó con mucho corazón, frente a un rival muy humilde, que está muy por debajo del conjunto misionero.La victoria sirvió para calmar algunos ánimos enojosos y al mismo tiempo olvidar el mal paso dado el fin de semana pasado en Corrientes, cuando Guaraní perdió frente a Textil Mandiyú por 4 a 1. El equipo sigue sin aparecer, los circuitos en la mitad de la cancha no funcionan, y sólo queda para destacar el frente de ataque donde sobresalen Alejandro Ormos, que aguanta todas, que lucha y que exige a cualquier marcador que se lo pongan enfrente y Hugo Troche que con sus gambetas y velocidad siempre promete desequilibrio.Arrancó con todo, pero se quedóGuaraní salió a jugar el partido como para llevarse por delante a Colegiales. En los primeros dispuso de tres tiros de esquina y en una casi llega el primer gol, cuando Detona, en su intento por despejar, casi mete un cabezazo en el ángulo de su propio arco.Pero poco a poco todo fue cambiando, y Colegiales, con un par de jugadores interesantes, arrimó un poco de peligro hasta el arco de Regules. Una buena triangulación entre Jara y Detona, terminó con un zurdazo del primero que se fue apenas por encima del travesaño, cuando alcanzó a cerrar el paraguayo Daniel Cuellar, quien ayer hizo su debut en la Franja.Sin poder aparecer Daniel Verón en el medio, todo era desorden y los pelotazos comenzaron a ser la vía para llegar al arco rival.Troche, fiel a su estilo individualista, tuvo una chance inmejorable para marcar a los 30′ del primer tiempo. El delantero logró escapar por izquierda, desparramó a cuanto marcador se le cruzó en el camino y cuando entró al área definió mal, cuando todos, incluso Ormos que acompañaba, esperan el centro atrás, para poder gritar el primer gol.A cinco minutos del final llegó la primera alegría para Guaraní. Verón recibió el balón de frente al arco de Juan Ortiz, encaró para la izquierda y pisando el área sacó un zurdazo que salió mordido y se metió con la complicidad del arquero 1 a 0.Un árbitro influyenteEl chaqueño Gustavo Muchutti, quien finalmente llegó en reemplazo del tucumano que estaba designado, fue gran protagonista en el segundo tiempo. Con sus fallos, puso a Guaraní contra su propio arco. Primero expulsó a Hermosilla del local y a Piñeyro de la visita, cuando en realidad la roja debía ser sólo para el entrerriano, que había golpeado al hombre de la Franja y tres minutos más tarde expulsó a Tobías Albarracín, por un supuesto golpe sobre Detona, quien se tiró dentro del área por pedido de sus compañeros.Muchutti cobró todas las divididas para la visita y en base a centros Colegiales estuvo cerca de empatar.Con las bajas, Cravero improvisó una última línea con Silva y Tabaqui, con quienes colaboraron a destajo Franco y Valenzuela, quien tuvo un buen segundo tiempo.Como en el primer tiempo, Troche mostró su habilidad por la derecha y cometió el mismo error de no tocar, cuando había desbordado y estaba Vicente (ingresó por Ormos) por el medio.Pero fue el mismo Troche el que se reivindicó después. Con su picardía aprovechó una distracción de Gallegos y el arquero Ortiz, robó a pura potencia y definió con un toque suave de zurda.El gol llegó justo cuando presionaba Colegiales que tenía un hombre más en la cancha y terminó cerrando el partido.Ganó Guaraní y sin jugar bien se acomodó en la tabla de posiciones aprovechando que Mandiyú y Patronato perdieron. Cravero reconoció que no jugaron bienPOSADAS. Conforme por el resultado y porque de local siguen sumando de a tres, el técnico de Guaraní Antonio Franco, Daniel Cravero, reconoció tras el final del partido que su equipo no jugó bien, pero indicó que era “necesario ganar”, para seguir metido en la pelea.“Fuimos claros cuando hablamos, había que ganar este partido para olvidar lo que pasó con Mandiyú. Metimos dos goles, pero tuvimos un par de ocasiones más como para cerrar el partido”, analizó el entrenador. “Sé que no se jugó bien, pero vamos por buen camino”, agregó.“Nos está faltando tranquilidad en algunos sectores, pero estamos seguros que con trabajo eso se puede corregir. Por eso es muy importante este triunfo”, manifestó.Por su parte, Hugo Troche, uno de los mejores de la Franja, dijo que “nos faltó más contundencia, pero lo importante es que se ganó. No podíamos dejar escapar la victoria”, aseguró. Otra vez incidentesComo en cada partido que Guaraní juega de local, hubo incidentes en las tribunas y después dentro de la cancha.En pleno desarrollo del partido, los hinchas de ambos lados se arrojaron todo tipo de objetos contundentes y de milagro nadie salió lesionado. Los policías apostados en el lugar sólo miraban los hechos hasta que los visitantes fueron invitados a retirarse de la cancha.Pero las cosas no terminaron ahí. Una vez finalizado el encuentro, varios integrantes de la barra de Guaraní ingresaron al campo de juego por atrás del arco que da al centro de Posadas, rompieron el alambrado e intentaron agredir a los jugadores visitantes. Varios de ellos, bastante ebrios, hicieron lo que quisieron ante la inacción policial.