Empleada domÁ?©stica se mantuvo en sus dichos

por el abuso los dos hermanitos

28/09/2007 00:00

POSADAS. La empleada doméstica de la familia de los hermanitos de cinco y cuatro años abusados sexualmente, declaró ayer ante la Justicia y afirmó que el “viernes 14 de septiembre los chicos subieron al transporte escolar”, según voceros judiciales. Con este testimonio de la trabajadora, ahora existirían contraposiciones  con respecto a la versión que habría dado el único detenido en la causa, el chofer de la combi que llevaba diariamente a los pequeños al colegio donde asistían. Es que el joven universitario, de 27 años, habría dicho ante las autoridades judiciales que él “no trasladó ese viernes a los menores -desde el domicilio de estos- hacia el establecimiento educativo”.   La denuncia por el abuso sexual  fue radicada en la Comisaría de la Mujer por los padres de los chicos, una nena de cuatro años y un varón de cinco, el lunes 17 de este mes, a partir de detalles observados en el comportamiento de los pequeños y por dolores que manifestaron tener en las partes íntimas de sus cuerpos, consignó la policía. Posteriormente, un examen médico estableció que ambos hermanitos presentaban abuso sexual. Los denunciantes aseguraron que sus hijos “les contaron que fueron abusados por el conductor del transporte”. Al otro día de conocerse la denuncia el joven se entregó ante las autoridades. El jueves 20 de septiembre el sospechoso declaró ante la Justicia y negó todos los cargos. Los menores fueron entrevistados por un grupo de psicólogos, por orden judicial.