La madre acusada quiere dar su versiÁ?³n del hecho

crimen de la beba de siete meses

27/09/2007 00:00

POSADAS. La mujer de 28 años que se encuentra detenida e investigada por la muerte de su pequeña hija de nombre Morena de siete meses, fallecida hace unos diez días por golpes y fracturas, pidió a través de sus abogados ampliar su declaración hecha en sede policial, por lo que hoy a la mañana se cumpliría el trámite, según confirmaron desde el juzgado. El padre de la niña, un menor de 16 años, fue puesto en libertad hace dos días bajo la tutela de sus progenitores, mientras se desarrolla la investigación.Como anticipó PRIMERA EDICIÓN de manera exclusiva, la mujer está acusada del delito de “homicidio calificado por el vínculo”, por lo que si los indicios la implican totalmente y en caso de ser hallada culpable sería sentenciada a la pena de prisión perpetua. La mujer sindicada como la principal sospechosa del crimen de su hijita por malos tratos, residía en el barrio 80 Viviendas de Candelaria, y fue la que denunció el deceso de su pequeña hija Morena y dejó entrever la posibilidad que el padre de la beba, quien cuenta con solo 16 años tuviera algún tipo de responsabilidad, ya que la había dejado a su cuidad y cuando volvió la habría encontrado desvanecida y en el estado de gravedad en que fue derivada desde el hospital de la vieja capital hacia el de Pediatría de Posadas, donde luego de agonizar algunas horas falleció. Terribles heridasLos médicos forenses constataron a través de la autopsia, fracturas de cráneo y un brazo, además del estallido del hígado, lesiones que se habrían producido por fuertes golpes. El día del hecho, la madre, ahora detenida, llevó a la beba al hospital de Candelaria por un supuesto caso de broncoaspiración, pero los médicos evaluaron la gravedad del estado de la criatura y decidieron derivarla al Hospital de Pediatría, donde estuvo internada en terapia intensiva hasta que se produjo su deceso a las pocas horas. Por otro lado, la Justicia estableció que el concubino de la sospechosa, quien no vivía en la casa con ella y sí con sus padres en una vivienda contigua, no estuvo al cuidado de la beba en esos días, motivo por el cual decidió dejarlo a disposición del juez Correccional y de Menores, César Jiménez, quien dispuso otorgarle la libertad bajo la tutela de sus padres en tanto se desarrollen las investigaciones. También se espera el resultado del examen psicológico realizado a la detenida.