La naciÁ?³n mbya guaranÁ?­ le pone freno a la “invasiÁ?³n cultural”

ayer hubo una conferencia

27/09/2007 00:00

POSADAS. Ayer en la sede de la dirección de Asuntos Guaraníes, se reunieron doce  representantes del Consejo de Ancianos, Guías Espirituales y Caciques de la Nación Mbya Guaraní, para manifestar ante los medios de prensa, el profundo dolor y la intensa preocupación que atosiga al pueblo mbya a raíz de los recientes suicidios de dos jóvenes pertenecientes a la aldea Fortín Mbororé, de Puerto Iguazú. Además, se hizo entrega de un comunicado en el cuál el guía espiritual Pablo Villalba sostiene que “antes de la llegada de los jesuitas y los blancos, nosotros éramos un pueblo feliz, con un gran territorio que nos dio Tupá, nuestro creador. Una tierra para amar sin mezquindades ni maldades, porque todo lo que necesitábamos estaba en los montes y los ríos”. Pérdida de la identidadMás adelante, el conmovedor testimonio afirma que “es  esta civilización de blancos con todos sus vicios, su codicia, su apropiación sin límites, su imposición de religiónes ajenas a nosotros y su racismo, la que nos ha llevado a situaciones extremas”. Para el Consejo de Ancianos, las causas que motivaron los desgraciados sucesos protagonizados por los dos jóvenes de Mbororé, “son consecuencia de las intrusiones  a  la identidad y la espiritualidad guaraní”.  Ante este panorama, el grupo de aborígenes anunció que desde ayer “la nación guaraní se declara en asamblea permanente con sus guías espirituales, para visitar todas las comunidades y trabajar con los niños y jóvenes para recuperar las prácticas  propias de nuestra cultura, bajo la protección de Ñamandú y Tupá, nuestro padre primero”. “Esto es totalmente insólito en nuestra historia”Uno de los caciques que ayer estuvo presente en la conferencia de prensa del Consejo de Ancianos, fue Mártires Villaba, referente  de la aldea Perutí, de la localidad de  El Alcazar. Consultado por PRIMERA EDICION, Villalba comentó que “sentimos mucho estas dos perdidas. Hemos sacado la conclusión de que los motivos tienen que ver con el contacto con la cultura de los blancos. Ellos (por la aldea Mbororé) están en una zona turística, dónde circula mucho dinero, con el dinero llega el alcohol y hasta otras cosas”. También, el cacique de Perutí indicó “esto fue insólito en nuestra historia. Desde que tengo uso de razón, jamás hubo suicidios en el pueblo mbya. Creo que podríamos buscar la manera de restringir, no prohibir, el contacto con la cultura de los blancos. Tenemos que hacerlo todos juntos, todos los caciques de la provincia. Nuestros problemas  tenemos que resolverlos entre nosotros, los aborígenes”. CuarentenaEn la aldea a la que pertenecían los dos jóvenes que hace unos días adoptaron la drástica decisión de quitarse la vida, llamada Fortín Mbororé y situada en una reserva de Puerto Iguazú, ya rige una medida tomada por el cacique de esta comunidad en conjunto con médicos, funcionarios policiales y actores cercanos a la aldea, que consiste en la instauración de una medida que por el lapso de cuarenta días impide la salida de miembros de la comunidad  y prohíbe el ingreso de bebidas alcohólicas a la misma. Para los caciques que ayer estuvieron en la dirección de Asuntos Guaraníes “los motivos tienen que ver con la contaminación de nuestra cultura con elementos blancos. Desde hace mucho tiempo veníamos presintiendo que podía suceder algo así. Porque habían entrado demasiadas las bebidas alcohólicas en las comunidades. Por el lado de las iglesias nos acechan los intentos de evangelización, y por el lado de las organizaciones civiles o grupos indigenistas que traen consigo drogas y alcohol, afectando a los adolescentes de nuestra comunidad”.