Rescataron en Misiones a niÁ?±a raptada en Brasil

invito a la niña a comprar golosinas

26/09/2007 00:00

SAN ANTONIO, Misiones y DIONISIO CERQUEIRA,Brasil. Una niña que el domingo a la tarde fue secuestrada por un delincuente en la ciudad brasileña de Dionisio Cerqueira, ciudad fronteriza con Bernardo de Irigoyen, fue rescatada sana y salva el lunes a la madrugada en cercanías de la terminal de ómnibus de San Antonio, en nuestra provincia. El secuestrador, que era conocido del padre de la víctima, aprovechó un momento de confusión cuando fue descubierto y escapó a la carrera, logrando ocultarse en un monte donde es buscado por policías misioneros y brasileños. El hecho que tendría connotaciones de tráfico de personas, ocurrió el domingo a las 18, cuando dos hermanitas de seis y cuatro años, jugaban frente a su casa, ubicada en la citada localidad brasileña, cuando se les acercó un hombre mayor y las invitó a comprar golosinas en un negocio ubicado a una cuadra de la vivienda de las niñas, quienes junto a otra nena más pequeña son hijas de Claudionir Pereyra (37), de profesión camionero, según los datos proporcionados por la policías de San Antonio.Cuando las hermanitas tenían los dulces en las manos, el desconocido le dijo que irían a pasear, a lo que la mayor reaccionó escapando hacia su casa a contarle a su papá lo que estaba sucediendo. Un testigo habría visto cuando el extraño tomó a la pequeña de cuatro años y la subió a un taxi desapareciendo del lugar.Frontera permeableCuando el padre hizo la denuncia, la Policía Militar de Paraná montó un amplio operativo de búsqueda, llegando a ubicar al taxista que trasladó al hombre con la nena. El chofer dijo que los había dejado cerca de un paso clandestino ubicado frente a Irigoyen, en territorio misionero, por lo que los policías pusieron en alerta a sus pares argentinos ubicados a lo largo de la frontera seca que separa Misiones (Argentina), de los estados de Santa Catarina y Paraná, en Brasil. De este lado de la frontera también se lanzó la búsqueda estableciéndose que cerca de las 21 del mismo día el sospechoso habría sido visto en la terminal de San Antonio, ubicada a 25 kilómetros de Irigoyen.Hecho relacionadoLa Comisaría de San Antonio recibió una denuncia de tres estudiantes que se encontraban en la terminal de esta localidad, a quienes les sustrajeron tres bolsos de viaje con sus pertenencias. Cuando la citada dependencia comenzó a averiguar, establecieron por una testigo que “un hombre con una nenita”, escondió los tres bolsos en un matorral contiguo a la parada de colectivos. El mismo hombre habría comprado pasajes hacia Iguazú, en un colectivo que pasaría a las 3.45, por lo que se montó una discreta vigilancia esperando que el sospechoso aparezca. En tanto, la policía militar brasileña y sus pares de Irigoyen, junto al padre de la niña, llegaron hasta el lugar y también se escondieron esperando que la pequeña fuera la buscada. A las 3 de la madrugada del lunes, el instinto paternal pudo más que la paciencia y el sigilo policial, cuando el sospechoso apareció en escena y el camionero Pereyra no aguantó y se lanzó a los gritos contra el hombre, al que conocía y llevaba consigo a su pequeña. Antes de que los uniformados pudieran reaccionar, el delincuente abandonó a la criatura y se perdió en la oscuridad. Una hora más tarde, el prófugo fue ubicado a unos cinco kilómetros de donde fue descubierto, caminando por la ruta provincial 101, y nuevamente cuando trataron de apresarlo logró internarse en un monte, ubicado a unos cien metros de la frontera, sin que lo pudieran apresar, suponiéndose que pudo llegar a su país de origen, donde es buscado.Trascendió que el fugitivo se llama Joan Rodríguez (40), y que según el padre que lo conocía “de paso”, cuenta con pedido de captura en su país por el homicidio de su mujer. Una vez realizados los trámites de rigor, la nena y su papá pudieron reencontrarse, estableciéndose de que la niña no sufrió lesiones, ni fue abusada, según el mismo informe.