Vecinos indignados por abandono de sus calles

chacra 5

25/09/2007 00:00

POSADAS. Vecinos de la chacra 5 de esta ciudad, delimitada por las avenidas Trinchera de San José, Uruguay y Rademacher y el arroyo Vicario, manifestaron su indignación por el abandono en el que aseguran que los dejaron las autoridades municipales y provinciales, y que se evidencia en el pésimo estado de las calles internas del barrio.En una breve recorrida por el lugar, PRIMERA EDICION pudo comprobar la cantidad de pozos y baches que presentan las arterias empedradas, lo que ya motivó numerosos reclamos por nota de parte de los vecinos, sin que hasta ahora ni la Municipalidad posadeña ni la Dirección Provincial de Vialidad (DPV) hayan acusado recibo por la situación.Esta “indiferencia de las autoridades” es la causa de que los pobladores de la zona reconozcan su “decepción y humillación ante el silencio de los funcionarios, que suponemos con la obligación de honor y respeto a los ciudadanos”, tal y como explicó uno de los afectados, Aníbal Perié.Este, junto a otra decena de familias, firmaron notas por “el estado lamentable de las calles” que presentaron no sólo ante la DPV y la comuna local, sino también al Concejo Deliberante, a la empresa Samsa y al Ente Provincial Regulador de Agua y Cloacas (EPRAC), toda vez que la rotura de las calles (que fueron empedradas en 1984 gracias al aporte vecinal a través del Fondo de Contribución por Mejoras) se agudizó hace algo más de un año, con las obras que se ejecutaron en la zona para la instalación de la red cloacal.Ante la falta de respuesta de todos estos organismos, se remitieron nuevos escritos que tampoco fueron atendidos y “hasta la fecha, el silencio ha sido la atención a la inquietud planteada”, se quejó Perié, ya que “cuando concurrí a la Municipalidad, me informaron de que (el reclamo) pasó a uno de los juzgados de Faltas; visité al EPRAC, donde fui escuchado pero con resultado nulo; y pasé al Concejo Deliberante y con sorpresa fui informado de que la nota pasó al archivo. Vivimos a metros del microcentro y esto parece tierra de nadie”, concluyó indignado el vecino.