PsicÁ?³logos examinaron a los hermanitos abusados

ontinúa detenido el chofer

25/09/2007 00:00

POSADAS. Se puso en marcha ayer el examen psicológico a los hermanitos de cuatro y cinco años abusados sexualmente. La medida fue ordenada por el Juzgado de Instrucción Penal 3 que investiga el aberrante caso que salió a la luz hace una semana, cuando los padres radicaron una denuncia. En averiguación del hecho continúa detenido un joven de 27 años, chofer del transporte escolar que trasladaba habitualmente a las víctimas. Integrantes del cuerpo médico forense se reunieron con todos los miembros del núcleo familiar, con el objetivo de realizar una evaluación completa y que permita determinar si los menores quedaron con secuelas psíquicas. Cabe consignar que la estremecedora causa comenzó a ser investigada por la policía el lunes 17 de este mes, cuando los progenitores de los pequeños, un varón de cuatro y una nena de cinco, radicaron una denuncia contra un joven universitario, chofer de un transporte escolar que llevaba a los chicos al colegio religioso donde asisten, en la Zona Oeste de Posadas. Los denunciantes aseguraron que dieron  cuenta ante la Comisaría de la Mujer que los menores “les contaron que fueron abusados sexualmente por el conductor del transporte” y descubrieron las lesiones en las partes íntimas de sus hijos “el domingo 16 (cuando los bañaba la madre)”. Un médico de la fuerza constató lesiones en la zona anal del varoncito y en las zona genital de la chiquita. Al otro día de conocerse la existencia de la presentación penal, el presunto depravado se entregó en la Unidad Regional I, quedando a disposición del Juzgado de Instrucción Penal 3, a cargo de Horacio Gallardo. Hasta el cierre de esta edición el sujeto continuaba pasando sus días en la Seccional Primera. Versiones El jueves 20 el único apresado en la causa declaró ante el citado magistrado y negó los cargos en su contra. En su testimonio habría dicho que el viernes 14 no retiró a los chicos del domicilio. De ser así, las expresiones del chofer entrarían en colisión con el testimonio de los padres de las víctimas, quienes afirmaron a este Diario que “ese día nuestros hijos subieron al transporte, acompañados por un tercer hermano de diez años”. A todo esto, los pesquisas establecieron que los niños abusados están registrados como ausentes ese viernes en el colegio, por lo que los denunciantes sospechan que “sus hijos fueron raptados durante varias horas, debido a que fueron llevados antes del mediodía a su domicilio por el mismo transporte que los llevó a las 6.30”, expresaron. Por otra parte, en declaraciones exclusivas a este medio, los padres refirieron que “los chicos nos contaron que también participaba del abuso la madre del chofer de la combi, por lo que decidimos hacer una ampliación de denuncia y contra la misma”. Denuncian que “podrían haber casos similares”Hugo Zapana, uno de los abogados patrocinantes de la familia de los pequeños abusados, manifestó ayer a PRIMERA EDICION que “habría llegado a conocimiento de la familia que otra criatura habría sido víctima de un caso similar, e incluso sus padres le retiraron el transporte escolar y estarían dispuestos a colaborar con la Justicia. En las próximas horas se podrían tener novedades al respecto”. Asimismo, se supo que en el transcurso de la semana las autoridades judiciales citarían a más personas a declarar en el marco de la causa, entre los que figurarían los padres de los menores. Por el momento ya comparecieron ante el juez el sospechoso y varias docentes de la escuela religiosa donde asisten los chicos.