Analizan apurar la fiesta para esquivar a la lluvia

apes estudia varias opciones

25/09/2007 00:00

POSADAS. La Estudiantina 2007 ya se está haciendo esperar demasiado y más de 3.000 adolescentes desean con ansias presentar sus ritmos y coreografías. Por eso, la Asociación Posadeña de Estudiantes Secundarios (APES) está evaluando la manera de acelerar los tiempos y esquivar las malas condiciones meteorológicas que impiden los desfiles. En principio, la idea es comenzar esta semana el jueves, continuar como estaba previsto- el sábado y el domingo e incluso se estudia la posibilidad de incluir un cuarto día en la costanera el domingo. Pero este cronograma aún no está definido, ya que los chicos están a la espera de que se dé asueto escolar el viernes y el lunes y, sobre todo, quieren conocer a ciencia cierta cómo se presentará el tiempo el jueves antes de plantear su propuesta ante el Consejo General de Educación. Según los datos que recabó este Diario con el Servicio Meteorológico Nacional, todo hace suponer que justamente el jueves el tiempo volverá a ponerse feo y existen grandes probabilidades de lluvias. Aunque no pudieron dan más datos sobre lo que ocurriría el viernes y sábado, días que, si está lindo, la Estudiantina 2007 saldrá sí o sí. Hoy, test culturalEntretanto, a partir de las 9 de hoy se realizará el test cultural que otorgará el segundo puntaje para la elección del rey y la reina de los estudiantes posadeños de este año. En total son 25 los jóvenes que deberán responder al jurado distintas preguntas de conocimientos generales. Al respecto, la comisión directiva de APES remarcó que no tiene injerencia en la confección de las preguntas, que “son cuestión de los miembros del jurado, que preparan todo y nosotros no intervenimos”. Ayer, PRIMERA EDICION ya comenzó a recibir llamados de los lectores para saber cuándo sale la Estudiantina, pues no solamente los jóvenes están interesados en el tema, sino también los padres y docentes. Es que hace ya varias semanas que los estudiantes secundarios tienen puestas todas sus energías en la principal fiesta del año y “no hacen otra cosa: es increíble cómo se pierden los días de clases porque los chicos no atienden y están en otra: no podemos lograr que nos den 30 minutos de su tiempo para enseñarles algo del programa”, sostuvo una profesora del Polimodal. También los padres están “desesperados”, porque -como reconoció una mamá, “no puedo parar a mi hijo: sale con la excusa de seguir ensayando, que si falta no podrá participar y después hay que sumarle por los menos dos horas antes y dos horas después de los ensayos”.