Marcharon por justicia para Walter LeguizamÁ?³n

Hay cinco detenidos en la causa

25/09/2007 00:00

GARUPA. Un numeroso grupo de familiares y vecinos de Walter Leguizamón (16), asesinado a la salida de una bailanta de la zona de Ñu Porá, se concentró ayer frente al domicilio de la familia y marchó por las calles del barrio hasta el lugar donde ocurrió la pelea en la que perdió la vida el adolescente, tras recibir golpes en el rostro y una mortal patada en el cuello. En la causa existen cinco detenidos menores de entre 15 y 18 años, de los cuales uno estaría sindicado como el autor material del crimen, según testimonios aportados a la investigación.La muerte de Walter desnudó una carencia de seguridad que existe actualmente en la populosa barriada de Ñu Porá, donde según los mismos vecinos que ayer marcharon para pedir más presencia policial nocturna y justicia en la resolución de la muerte del menor, a cierta hora de la noche las calles se convierten en verdaderas “bocas de lobo”. Según las manifestaciones espontáneas de los pobladores, existen grupos de jóvenes (patotas) que se colocan en lugares estratégicos y, con la connivencia de algunos mayores, cobran “peaje” a los transeúntes o los asaltan intimidándolos por encontrarse en superioridad numérica. Con uno de esos grupos se habría cruzado Walter que caminaba junto a otros amigos con quienes estuvo entre la noche del sábado 15 y el domingo 16, bailando en un local ubicado sobre la ruta 12, en la zona de Fátima.ReclamoLa marcha de ayer comenzó cerca de las 18 y los padres del menor fallecido y quienes adhirieron, tenían previsto marcar los lugares más peligrosos del barrio, incluyendo las esquinas de las calle Mburucuyá y Los Helechos, donde murió el chico, para finalmente recalar en la Comisaría Quinta que tiene jurisdicción en la zona. El temor manifestado en voz alta por los caminantes es que debido a la edad de los implicados puedan ser beneficiados con la libertad bajo la tutela de sus progenitores, si es que el juez Correccional y de Menores no considera que los mismos deben permanecer en un Correccional para menores delincuentes o peligrosos para la sociedad. A pesar de que ya pasaron diez días de la muerte del joven, según confirmaron las autoridades de la citada comisaría, los cinco sindicados como partícipes de la pelea seguirán detenidos ya que el juez de Instrucción que desarrolla la investigación debe establecer el grado de responsabilidad de cada uno en la trifulca. Sin embargo se sostiene que el presunto autor de la patada mortal ya fue identificado y su situación sería muy comprometida.