El “Ovalo” quiere la recuperaciÁ?³n

CAMPEONATO MISIONERO DE PISTA

24/09/2007 00:00

OBERA. Después de dos triunfos seguidos del Chevrolet de Jorge Báez, el próximo fin de semana en la octava fecha del Campeonato Misionero de Pista los Ford saldrán a buscar la recuperación en el TC Misionero. El campeón Crispín Beitia viene herido y atraviesa una de las peores rachas desde que está en la categoría con varios abandonos seguidos. Y como si eso fuera poco, en las pruebas previas volvió a tener problemas en el impulsor del Falcon.Pero la guardia “ovalada” tiene otros soldados para pelearle a los “chivos” del puntero Jorge Litwiñiuk y del ahora escolta Jorge Báez, dos de los candidatos para Oberá.Germán Cortese, el “Indio” Carlos Mantilla, el “Mono” Stanganelli, Carlos Okulovich (p), entre otros, integran esa guardia que luchará el próximo fin de semana para poner al óvalo bien arriba del podio.Cortese apareció la fecha pasada ganando la clasificación. Mantilla se entremezcló y fue protagonista; Stanganelli siempre está peleando entre los cinco mejores y Okulovich viene con hambre de revancha del abandono de Apóstoles, tras el toque con Litwiñiuk.Y hay que sumarle uno más: Miguel Angel Pastori. El “Mosca” no funcionó en Posadas, pero con el estilo de trabajo que tiene el equipo liderado por el “Polaco” Litwiñiuk, no caben dudas que estará en la discusión en Oberá.Más allá de la lucha por el título, que ahora tiene a Litwñiuk y a Báez (no hay que descartar a Beitia más allá del desgano mostrado por el posadeño tras el abandono en Posadas), cada fecha es un capítulo que ofrecer varias situaciones. Y esta no será la excepción, porque hay sobrados condimentos para que eso ocurra.Litwiñiuk no aflojará porque tiene un auto contundente y ya corre en función del campeonato, a veces especulando un poco en función de eso. Báez está más entusiasmado que nunca luego de los dos triunfos. Beitia, fiel a su estilo, quiere revancha. Okulovich, quiere cortar esa mala racha de abandonos en su casa. Pastori, si hace falta, le cuidará la espalda al “Polaquito”, su compañero de equipo. Y los demás, buscan la primera gran alegría en la categoría.EL DATOEn esta temporada Ford ganó solo una vez en el TC Misionero. Dicho festejo llegó gracias al triunfo del campeón Crispín Beitia en Posadas, en la segunda fecha. Después, para algarabía de los “chivos”, hubo cuatro victorias de Jorge Litwiñiuk y dos de Jorge Báez.La última victoria de un Ford en Oberá también fue lograda por el Vasco Beitia, en el cierre de la temporada 2006, cuando se consagró campeón.