Rechazo oficial a las denuncias de fraude

elecciones 2007

23/09/2007 00:00

BUENOS AIRES (AFP-Edición Nacional). El jefe de Gabinete , Alberto Fernández, consideró ayer inadmisibles las denuncias de líderes opositores acerca de la posibilidad de que haya fraude en las elecciones presidenciales de octubre. Al mismo tiempo reiteró la “imparcialidad” de la Casa Rosada en los comicios provinciales que se celebren en esa misma fecha.“Es inadmisible que alguien hable de fraude en Argentina” para los comicios del 28 de octubre, dijo Fernández a radio Del Plata, y señaló que considerar esa posibilidad “es de una impertinencia tan enorme que sólo puede explicarse por la orfandad de votos que tiene alguien”. La candidata liberal cristiana Elisa Carrió pidió públicamente días atrás la presencia de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) en la elección, y el presidenciable y ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, sumó su voz al reclamo de veedores internacionales. Carrió y Lavagna siguen en ese orden a la candidata oficialista y primera dama Cristina Fernández en las preferencias de los votantes argentinos, según la mayoría de los sondeos. En declaraciones realizadas a la prensa en Washington días atrás, Carrió señaló que el gobierno de Néstor Kirchner “va a quedar muy expuesto” si no solicita la presencia de la misión en el acto electoral. “Es una desvergüenza, yo veo a la señora Carrió yendo a pequeños mitines de 50 personas en Washington, reclamando allí que se preste atención a lo que puede ser un fraude, y la verdad que me apena como argentino”, respondió el ministro.Las polémicas sobre la calidad de los actos electorales estallaron por una denuncia de fraude en el reciente comicio a gobernador en  Córdoba y de irregularidades en elecciones del mismo tipo en Chaco. En ambas provincias se está realizando el escrutinio oficial, posterior a los datos provisorios que habían dado una ajustada victoria a aliados del presidente Néstor Kirchner, lo que fue cuestionado por los candidatos opositores. En medio del cruce entre Gobierno y oposición, la Justicia electoral nacional convocó a representantes de todos los partidos políticos a una reunión el 2 de octubre para debatir la posible adopción de medidas tendientes a garantizar la transparencia en los comicios presidenciales.