Tschirsch: mÁ?¡s polÁ?©mica por su tÁ?­tulo

22/09/2007 00:00

POSADAS. Los documentos oficiales en el que el vicegobernador Pablo Tschirsch firma como “profesor”, y que sus opositores se empeñan en divulgar, podrían llevar al descubrimiento de un caso de usurpación de título similar a los de Jorge Telerman y Juan Carlos Blumberg, perspectiva que se desprende de la profundización de la polémica sobre el tema iniciada por el oficialismo.  En principio, el vicegobernador puede probar su condición de pastor y de experto en evangelismo y “misionología”, una rama de la teología que estudia las formas de hacer llegar los mensajes bíblicos, pero en el contexto de su candidatura se acrecienta la polémica sobre su título de profesor.  Los antecedentes de Tschirsch en el ámbito empresario llevaron, en su momento, a que desde la Legislatura se presenten pedidos de informes al Ejecutivo sobre un presunto caso de “cheques voladores”, presentados por Diego Sartori y Luis Viana, ambos candidatos del Frente Para la Victoria. En tanto, ayer el sitio de Internet “Noticias del 6”, identificado con el brignolismo (ver recuadro), afirmó que el Instituto Teológico Bautista, donde Tschirsch cursó sus estudios y ejerce la docencia, “no está reconocido ni por el Ministerio de Educación ni por el Servicio Provincial de Enseñanza Privada de Misiones”. En este marco, resurgieron las especulaciones sobre una eventual irregularidad en el postgrado en gestión Educativa, realizado por Tschirsch -según propias palabras- en la exclusiva Universidad de San Andrés, dado que no se tienen antecedentes de posesión del título de grado que se requiere para estudios de postgrado. En su sitio de Internet, Tschirsch asegura haber “cursado estudios terciarios” e invoca genéricamente la autoridad del Seminario Teológico Bautista, de Buenos Aires. La información disponible no deja en claro, en caso de existir, el nexo académico que va desde la misionología a la maestría en gestión educativa. Las consultas a fuentes que son de dominio público, como los documentos oficiales vinculados a la carrera del dos veces funcionario de Rovira, incluyendo su propio sitio en Internet, no aclaran la enrevesada polémica.  En las actas correspondientes a los nombramientos de ministro de Educación, en 2000, y de vicegobernador, en 2003, se lee claramente que el designado es “el Señor Tschirsch”, pero, al firmar los documentos oficiales, ya en ejercicio del cargo, aparece el “profesor Tschirsch”. En el currículum oficial del vicegobernador y candidato, por otra parte, se mencionan además de los “estudios terciarios” en el Instituto Bautista de Alem, la condición de pastor evangélico bautista y su experiencia como “conferencista nacional e internacional sobre temas religiosos, políticos y económicos por más de 25 años”.  Curiosamente, las dudas sobre la condición de docente de Tschirsch surgieron desde su propio entorno, la semana pasada, cuando el diputado nacional Juan Manuel Irrazábal denunció en conferencia de prensa que se estaba fraguando una “guerra sucia” del oficialismo contra el candidato del FPV, mencionando presuntos mails conspirativos de funcionarios de Rovira e informes de una consultora en la que se sugería actuar estratégicamente sobre “cheques voladores” y usurpación de título. El también pastor y diputado Pablo Hulet, quien salió en presunta defensa del vicegobernador, echó más leña al fuego al afirmar no estar seguro del título de Tschirsch pero poder “dar fe” que ejerció como profesor .  Sin reconocimientoEl ejercicio de la docencia habilita al funcionario y candidato a autotitularse profesor, en principio, pero hasta ahora no se disiparon las dudas sobre ambigüedades que llaman a una explicación por parte del funcionario y candidato, quien hasta ahora se mantiene en silencio.  El mismo Tschirsch dijo, al ser entrevistado por una periodista de PRIMERA EDICION hace unos meses, “no me tilde como pastor, porque eso le asusta a alguna gente. Yo en realidad soy especialista en Educación. Tengo un postgrado de la Universidad de San Andrés en gestión y administración educativa, estoy terminando mi tesis para la maestría. Esa es mi especialidad, lo pastoral es netamente vocacional”, aseguró el candidato a gobernador del FPV. Contradiciendo esa postura, Rubén Proietti, de la federación ACIERA -entidad que nuclea a los pastores- anunció en abril pasado que dicha entidad no apoyará a ningún partido político en las próximas elecciones nacionales de octubre. Consideró “aberrante pensar en un partido confesional y sería terrible que un pastor le diga a los fieles a quién votar. Eso sería en contra de la libertad individual”. No obstante, en un comunicado, según publicó la agencia DyN, la federación expresó “su apoyo al vicegobernador de Misiones, Pablo Tschirsch, que se postula para la gobernación de esa provincia por el justicialismo”.   Título controvertidoEn el sitio de Internet Noticias del 6 se publicó ayer que el Instituto Bautista Misiones, que funciona en Oberá, y en el que habría estudiado y ejercido como docente el vicegobernador Pablo Tschirsch no está reconocido por el Ministerio de Educación ni por el Servicio Provincial de Enseñanza Privada de Misiones (SPEPM). En su currículum, Tschirsch dice haber realizado “estudios terciarios” y en su página web menciona al Instituto Bautista, que tiene sede en la calle Lago Deseado 1859, de Oberá. “Este Instituto Bautista pertenece a la Zion y allí pueden estudiar, aunque sin esperar obtener un título, quienes profesan esa confesión como quienes no. Allí habría enseñado Tschirsch como profesor de teología, después de pasar por sus aulas como alumno. Un instituto similar que tiene la Iglesia Bautista en Buenos Aires, sí tiene reconocimiento oficial, se puede estudiar allí y obtener el título de profesor. No ocurre lo mismo en Misiones donde no tiene reconocimiento oficial”, afirma el artículo.  “Acaso por eso -especula- en el currículum presentado al asumir funciones como ministro de Educación figure “terciarios” donde dice carrera-estudios y en el rubro profesión haya preferido presentarse como “empresario”. Cuando asumió Tschirsch, dirigiéndose a los docentes manifestó que no soy docente, pero sé muy bien del sacrificio que ustedes realizan”.