La madre de la beba muerta por presuntos maltratos no declarÁ?³

ería sometida a examenes psiquiatricos

21/09/2007 00:00

POSADAS. Finalmente ayer a la mañana la madre de Morena, la beba de siete meses fallecida el domingo a la noche por un feroz golpiza a la que la habrían sometido, se presentó ante el juez Horacio Gallardo, quien investiga a ésta y al padre de la niña fallecida, un menor de 16 años. La mujer de 28 años hizo uso de su derecho al abstenerse de declarar y en la misma jornada la causa fue caratulada como investigación de “homicidio calificado por el vínculo”. El padre de la pequeña sí accedió a ser indagado por el juez de la causa y se desvinculó del aberrante crimen, aclarando que no convive con la mujer acusada y que tampoco estaba con su hija el día en que la madre la llevó inconsciente al hospital de Candelaria, desde donde ordenaron la urgente derivación de la criatura al hospital provincial de Pediatría en Posadas. La aberrante historia comenzó a descubrirse el pasado sábado cuando Alicia del Carmen Gómez (28), llevó a su hijita de nombre Morena, al hospital de Candelaria por una supuesta broncoaspiración ocurrida luego de que diera de mamar a la beba. Sin embargo, la experiencia de los médicos que estaban de guardia más algunos estudios preliminares establecieron que el gravísimo cuadro de salud en que se encontraba la chiquita, en nada se compadecía con los dichos de su madre, ordenando la inmediata derivación de la pequeña paciente al hospital provincial de Niños en Posadas.Lúgubre historiaEl examen médico completo de la beba reveló que la misma había sufrido una fractura del brazo derecho a lo que la mamá contó que la misma ocurrió el pasado 13 de agosto cuando al acostarse junto a la niña para darle de mamar se apoyó sobre el brazo de la pequeña. También se descubrió una fractura importante del cráneo, costilla, hematomas en todo el cuerpo, un edema cerebral agudo y una terrible hemorragia estomacal interna. Por la hemorragia, la niña fue sometida a una cirugía de altísimo riesgo, debido a la corta edad de la paciente y la fragilidad de sus órganos, de la cual salió pero en estado desesperante, según comentaban los médicos que la asistieron. Antes que se cumplieran las 24 horas desde que Morena fue internada en Pediatría, la misma falleció a las 21 del domingo. A partir de allí, el juez que intervino en el hecho ordenó una autopsia sobre el cuerpito de la nena y tras los resultados que revelaron las terribles fracturas, lesiones internas y el estallido del hígado que le produjo el mortal sangrado interno. Desde el entorno vecinal en el barrio 80 Viviendas de Candelaria, donde vivían la beba y sus padres, trascendió que la madre detenida tendría otros cuatro hijos menores, viviendo otra nena de nueve años con ella y sus otros hermanitos con el padre, con quien la detenida mantuvo una relación. La mujer, quien habría sido golpeada por otras internas de la Alcaidía de Mujeres, será sometida a una junta médica y psiquiátrica en los próximos días, según fuentes judiciales.