Chofer habrÁ?­a negado abuso a los hermanitos

declaro ayer en el juzgado

21/09/2007 00:00

POSADAS. El joven que maneja un transporte escolar y que fue detenido tras conocerse una denuncia en su contra por presunto abuso sexual a dos hermanitos, un varón de cuatro años y una nena de cinco, habría declarado ayer ante la Justicia, negando todos los cargos, según voceros judiciales.  El sospechoso, un universitario de 26 años, realizó al menos dos declaraciones ante las autoridades del Juzgado de Instrucción Penal 3 (a cargo del magistrado Horacio Gallardo), donde habría manifestado su inocencia, agregaron las fuentes. En ese sentido, trascendió que en las próximas horas la investigación de este estremecedor caso podría tener un giro inesperado, precisaron informantes policiales. Cabe recordar que la aprehensión del joven se produjo el martes último, luego de una denuncia que fue radicada en la Comisaría de la Mujer por parte de los padres de los menores, quienes se domicilian en el barrio Terrazas de Itaembé Miní. Los pequeños cursan el nivel preescolar en un establecimiento educativo de la capital provincial (ubicado en la Zona Oeste). Un día antes de hacer la denuncia, la madre intentó bañar a los chiquitos, quienes evidenciaron molestias en las zonas genitales cuando los iba a higienizar, según se desprende de la presentación penal. Fue entonces que los mismos habrían manifestado que las lesiones se las habría realizado el chofer del transporte escolar, reveló la  misma fuente. Tras permanecer prófugo 24 horas, el sospechoso se presentó en la Unidad Regional I (con asiento en Posadas), donde quedó arrestado en averiguación del hecho.  Los médicos policiales que examinaron a los chicos establecieron que el nene presentaba una “lesión anal”, mientras que la pequeña “evidenciaba herida vaginal”, ambas lesiones aparentemente no concordantes con una penetración, por lo que se presume que el sospechoso los podría haber manoseado en más de una ocasión, precisó un vocero oficial. La Justicia ordenó que se investigue el comportamiento del joven con los otros niños a los que diariamente transportaba hasta el colegio, a fin de establecer si no hubo otros menores abusados. Por otra parte, la policía informó que ayer se allanó la vivienda del chofer de la combi y no hallaron elementos que puedan aportar algo a la causa.