Investigan a un chofer por abuso de escolares

FUE DETENIDO E INCOMUNICADO

19/09/2007 00:00

POSADAS.  El chofer de un transporte escolar fue detenido ayer, acusado de abusar sexualmente de chicos a los que diariamente llevaba al colegio.El caso, que podría convertirse en otro episodio de características aberrantes, se manejó con gran hermetismo por parte de las autoridades.No obstante, este diario logró averiguar que la investigación arrancó el lunes, a raíz de dos denuncias de  los padres de niños que asisten al preescolar en un colegio de Posadas. Los denunciantes se domicilian en Itaembé Miní, pero recurrieron a la Unidad Regional I a formular la denuncia contra este chofer.Los chiquitos, presuntamente abusados, fueron examinados por médicos que determinaron que no hubo acceso carnal.No obstante, los nenes les refirieron a sus padres que fueron sometidos a manoseos por parte del individuo.El juez de Instrucción 1, Horacio Gallardo, dispuso el secreto del sumario a los efectos de llevar adelante varias medidas tendientes al esclarecimiento del hecho, indicaron voceros cercanos al caso. El magistrado impartió directivas para que se colecten testimonios de otros padres que utilizan el servicio de transporte escolar donde se habrían registrado los abusos. Las autoridades intentan determinar si otros chicos también fueron abusados sexualmente. Recientemente se conoció en Buenos Aires un caso que también involucró al chofer de un transporte escolar. (Ver recuadro).¿Otro caso Ochoa?El 20 de julio pasado un tribunal de San Isidro (Buenos Aires), condenó a 16 años de prisión a Mario Ochoa, chofer de un transporte escolar, acusado de abusar sexualmente de cinco chicos discapacitados, a quienes llevaba en su combi a sus respectivos colegios.Como la sentencia no estaba firme, a pesar de la dura condena, los jueces le concedieron la prisión domiciliaria, lo que provocó la indignación de los padres de las víctimas. Sin embargo, la cámara de casación revocó esa medida y ordenó su detención. Cuando fueron a buscarlo los policías, Ochoa ya no estaba en su casa.Después de permanecer prófugo, se entregó y quedó detenido, el 16 de agosto pasado. Actualmente se encuentra alojado en el Penal de Campana, en una celda especial.El hombre, chofer de un micro escolar, 54 años, es casado y padre de un niño con Síndrome de Down. Según se probó en el proceso, los abusos eran cometidos en su vivienda, adonde llevaba a los chicos y tras bañarse con ellos, los abusaba. Incluso les tomaba fotografías.