SubiÁ?³ el precio del combustible

escasez de naftas EN MISIONES

19/09/2007 00:00

POSADAS. El precio de los combustibles registró ayer otra suba en la región “y va a seguir aumentando”, aseguró el presidente de la Cámara de Estaciones de Servicios y Afines del Nordeste (CESANE) Faruk Jalaf.  La nafta normal pasó de  1,49 pesos a 1,59, la super de 2,19 a 2,99, y el gasoil, que estaba a 1,89 subió a 2.099 pesos.  No obstante los precios no son uniformes ya que se manejan con listas de precios ‘sugeridos’ o ‘indicativos’. Este incremento fue dispuesto por las petroleras, desde Buenos Aires, y las estaciones de servicio no tienen otra alternativa que aplicarlos, según explicó Jalaf.“Nosotros no podemos tocar los surtidores, ellos (por las petroleras) manejan los precios”, explicó, en diálogo con PRIMERA EDICION.Por tal razón los incrementos son sorpresivos para los estacioneros. Desde la CESANE “no podemos hacer nada, no está en nuestras manos; nosotros -agregó Jalaf- no somos formadores de precios”.Estimó que el Gobierno nacional “sabe de estos aumentos pero mientras no le toquen los precios en Buenos Aires no hay problema”, ratificando que la nueva suba que sufren los misioneros no afecta a los porteños. Jalaf también confirmó que falta combustible en distintas estaciones de Misiones. “Mis colegas  me dijeron del faltante”, dijo y observó que si bien la escasez se registra en todas las estaciones “a la única que se multó es a Shell; ni siquiera con nuestras denuncias (sobre faltante) hubo una respuesta”, afirmó.En defensa del consumidorEl titular de CESANE explicó que su posición es “en defensa del consumidor y del dueño de la estación que ya tiene un margen miserable; encima con esta suba no puede hacer frente a las erogaciones que tiene”.“Los aumentos -reiteró- los aplican las petroleras, suben y suben el básico y dan el precio ‘indicativo’ o ‘sugerido’. Nosotros no podemos hacer absolutamente nada; todo lo contrario. No nos autorizaron cuando quisimos subir 10 centavos (en concepto de servicio de playa) para el dueño de la estación de servicio, a fin de  cubrir sus mayores costos operativos: salario, uniforme,  papelería, todo lo que sea higiene, elementos de seguridad, etc. porque se triplicó todo en estos últimos cuatro años; nos pusieron reparos judiciales, recursos de amparo,  en distintos lugares del país; hasta se sancionaron leyes provinciales suspendiendo ese plus y después las petroleras subieron tres, cuatro veces más y no se dijo nada”.Jalaf confirmó que se preparó una gigantografía, que fue pegada ayer en todas las estaciones de servicio, en la cual se explica claramente cual es el destino del dinero  que se cobra por el combustible.“Por cada trece centavos nos dan un centavo a nosotros; por ello se ha hecho el cartel exhibidor, que está graficando la situación. Dice bien clarito cual es el destino del precio de los combustibles; por cada  diez pesos  4,88 es el costo del producto, 4,27 es de impuestos y lo que queda es para el estacionero, pero con ello tiene que pagar 20 items que están ahí, que se han ido incrementando en estos últimos tres años. Por tal razón -agregó Jalaf-  queríamos diez centavos para el dueño de la estación”.Con estos incrementos que, según vaticinó se seguirán produciendo, el que paga es el cliente. Ratificó, además, que amén del alza del precio de los combustibles, también se registraron incrementos en todos los productos que se venden en las estaciones de servicio,  como aceites, lubricantes y otros aditivos para el  automóvil.