El tractorazo cultural llega hoy a Puerto Piray

el domingo reunio a unas 400 personas

18/09/2007 00:00

<p>POSADAS. El tractorazo cultural  continúa recorriendo Misiones. Hoy  los artistas y productores yerbateros que llevan adelante esta protesta itinerante llegan a Puerto Piray. El domingo, unas 400 personas estuvieron en el Tractorazo que se llevó a cabo en la plaza central del Km 2 de Eldorado y ayer fue en la localidad de Pozo Azul.Siguientes destinosMañana, el Tractorazo cultural estará en El Alcázar, este jueves en Jardín América, el viernes en San Vicente, el sábado 22 en Bernardo de Irigoyen y el domingo 23 en San Pedro. En esta última localidad habrá actividades desde el viernes. El martes 25 llegarán a  Oberá y el miércoles 26 a San Javier. El cierre será el 2 de octubre con un festival popular en la Plaza 9 de Julio de Posadas. </p><p>Tractorazo en EldoradoEl domingo, de la mano del músico Joselo Schuap, el tractorazo reunió a unas 400 personas en la Plaza Central del Km2 de Eldorado. Se sumaron el grupo Spiralinha, el Mono Rojas y  el músico local Esteban Ríos. La apertura de esta jornada de protesta yerbatera a través de la cultura estuvo a cargo del poeta Theodosio Barrios quien manifestó que “no queremos una provincia de mensúes, ni pinera, la Misiones que queremos esta muy lejos  de esta, la deseamos justa y valoradora del esfuerzo de sus productores”. Seguidamente, llegaron las palabras del poeta Vasco Baigorri, quien afirmó que “cuando un artista no se hermana con las luchas de su pueblo, no es pueblo ni es artista”. Luego, ambos repartieron obras de su autoría a los presentes.Estuvieron presentes luchadores de base del movimiento campesino misionero como Wilmar Naz, haciendo sentir la voz de los  que reclaman los títulos de sus tierras a “un gobierno que sigue dilatando el cumplimiento de sus obligaciones”. En otro orden, el joven líder de la protesta yerbatera Julio Peterson fue ovacionado por el público presente, ante el cual expuso los motivos del tractorazo frente a la gobernación en Posadas y se refirió a la necesidad de un Mercado Consignatario de Yerba, “para que  el productor no siga siendo un esclavo y pueda tener una vida digna”.La apertura musical llegó de la mano de Esteban Ríos. Le siguió el músico Joselo Schuap, quien  mostró una vez más su compromiso en las luchas sociales. Acompañado por la percusión de Spiralinha y por el payaso Pochosky, hizo que la gente dejara las sillas y comenzara a bailar. Entre canción y canción, afirmaba las exigencias de los productores, de los campesinos, de las comunidades indígenas, mostrando a las vez que la alegría no es ni puede ser ajena a la lucha. Schuap estuvo acompañado de  “Pochosky”, el custodio de la última gota de agua pura,  quien hizo que los niños se sumaran a la jornada de poniéndole la alegría necesaria, ya que como manifestó Joselo: “esta lucha es para y por ellos”. </p>