La odisea de una mujer que nunca tuvo DNI

RECLAMA DOCUMENTO DE IDENTIDAD

18/09/2007 00:00

POSADAS. Etelvina Amarilla vive en la chacra 135 y nunca tuvo documento de identidad. Tiene siete hijos, de los cuales cinco poseen DNI (gracias a una antigua ley ya derogada) y los otros dos -una adolescente de quince años y un bebé  de cinco meses – todavía no pudieron acceder a sus respectivos documentos. Este contexto, viene provocando una infinidad de dificultades tanto a ella como a los menores indocumentados. Además, uno de los hijos sufre una discapacidad motriz que le impide caminar, y por más trámite que Etelevina inicie en pos de conseguir una silla de ruedas para su vástago, la negativa siempre se hace presente a raíz de su falta de documento. Para colmo de males, hace dos meses el marido de Etelevina perdió su empleo en un hotel céntrico, y para cobrar el seguro de desempleo le exigen los DNI de su esposa y todos sus hijos. Desesperada, la mujer acudió a PRIMERA EDICION y relató que “Tobías nació el 10 de abril de este año y la única documentación que tiene es el papel rosado. Y mi hija de quince años tampoco tiene documento, sólo tiene el papel rosado. Está en octavo año y ahora que está por pasar a noveno le piden el documento, pero yo no puedo hacerlo porque no tengo el mío”.También, la mujer agregó que  “varias veces intenté hacerme el documento, pero siempre quedó en la nada por los requisitos que me pedían. Yo no tengo ningún papel que conste mi identidad. Me cerraron todas las puertas. Yo nací en el barrio Laurel, y me trajeron al Hospital y creo que ahí tendría que haber alguna constancia de mi nacimiento, pero en el hospital me dijeron que eso sólo dura diez años archivado, porque no tienen computadora y no hay lugar para tantos papeles. La falta de documento me trae todo tipo de problemas. En todos lados me lo piden”.