CortarÁ?¡n Aguado hasta obtener respuestas

Advirtieron que mantendrán los cortes

16/09/2007 00:00

POSADAS. Un numeroso grupo de vecinos cortó ayer la avenida Aguado a la altura de la calle 124 y advirtió que seguirán cortándola todos los días, entre las 17 y las 22, si no reciben una respuesta formal de la Dirección Provincial de Vialidad o la Municipalidad que les garantice la construcción de asfalto o pavimento articulado en la zona. Cansados de las pésimas condiciones de la avenida recordaron que “esta calle tendría que estar asfaltada desde hace años, figura en los planos urbanísticos como si ya tuviera asfalto”. Luego de encender cubiertas sobre la calzada y desviar el tránsito vehicular por varias horas el jueves, el viernes y ayer, explicaron que “estamos cansados de reclamar y que nadie nos escuche”. Manifestaron que el problema empeoró cuando “pasó la máquina y abrió zanjones a los costados para empezar una obra que nunca se hizo, el adoquinado”. Con certificados médicos y radiografías en las manos denunciaron que “hay varias personas que padecen enfermedades respiratorias o vieron agravados sus casos por la permanente nube de polvo en la que vivimos”.  “Hubo muchos chicos con bronquitis, neumonía, laringitis crónica, brotes asmáticos severos por culpa de las partículas de polvo que se mantienen permanentemente en la atmósfera”, dijeron. Al mismo tiempo destacaron que “queremos que hagan el asfalto hasta la ruta e Ituzaingó, así como avanzó por la avenida Santa Cruz,  es un tramo pequeño que le solucionaría los problemas a muchas familias”. Como solución alternativa y temporal pidieron que la Municipalidad disponga de dos recorridos por semana del camión regador.  Además, remarcaron que las máquinas que pasaron hace dos meses dejaron canaletas profundas que complican la circulación vehicular en la zona. Organizados en pos de la construcción del asfalto o de un pavimento articulado resaltaron que “mantendremos los cortes cada día, desde media tarde hasta la noche para que nos escuchen los que se deben hacer cargo de este problema”. “Somos vecinos que pagamos nuestros impuestos y nos merecemos tener una mejor calidad de vida, sin sufrir problemas respiratorios y nuestras casas permanentemente sucias”, concluyeron.