Beba fue internada con fracturas y hemorragia

se trata de una niña de solo siete meses

17/09/2007 00:00

CANDELARIA. La policía de esta ciudad y la Justicia investigan las circunstancias en que una beba de  siete meses, terminó internada en el hospital de Pediatría con una vieja fractura de un brazo, otra más reciente de cráneo y hematomas circulares, tipo mordidas en el cuello, torso, piernas y zona genital, además de una terrible hemorragia interna en el abdomen. Según los médicos la beba debe ser operada de urgencia y se encuentra con alto riesgo de perder la vida.La extraña historia se conoció ayer por la mañana en el barrio 80  Viviendas de la vieja capital, desde donde una mujer de 27 años, trasladó a su hijita desvanecida al hospital local. La mujer adujo que le pudo haber hecho mal la leche luego de que le diera de mamar, pero en un examen más exhaustivo el médico de guardia dijo que la beba se encontraba en gravísimo estado y el cuadro no era compatible con lo manifestado por la mamá, ordenando su derivación al hospital de Pediatría en Posadas. Cuando la policía fue informada sobre el ingreso de la beba de nombre Morena de siete meses en estado desesperante, debiendo ser asistida con respirador artificial, la madre fue interrogada, tras lo cual se supo que a las 4 de ayer la criatura habría quedado al cuidado de su papá, un adolescente de 16 años, vecino de la madre, mientras ella fue a buscar una pizza. La mujer dijo que al volver poco después, la nena estaba desvanecida por lo que decidió llevarla al hospital.Terrible cuadroEl examen médico completo de la beba reveló que la misma había sufrido una fractura del brazo derecho a lo que la mamá contó que la misma ocurrió el 13 de agosto pasado cuando al acostarse se sentó sobre el brazo de la pequeña. También se descubrió una fractura importante del cráneo, a lo que la mamá adujo que la bebé se cayó de un sillón pero que no creyó que fuera importante. Pero lo que causó escalofríos a los propios doctores fue que la nenita evidenciaba una hemorragia estomacal interna y hematomas múltiples de forma circular a manera de mordidas. Ante esto la mamá dijo que las marcas circulares en todo el cuerpo de la beba se debían a los besos “efusivos” que le daba su papá “sin mala intención”, según el informe. Por la hemorragia, la niña sería sometida a una cirugía de alto riesgo.Por su parte y al ser preguntado por los investigadores, el menor indicado como padre de la beba, habría dicho que ayer a la madrugada no estuvo con su hija ni la madre de ésta en el citado domicilio, lo cual habría sido corroborado por una testigo, según las autoridades consultadas. El juzgado de Instrucción 3, a cargo del juez subrogante Horacio Gallardo, interviene e la investigación del hecho.