Vecinos del Tajamar quieren que se reubiquen los pubs bailables

EXIGen RESPUESTAS

15/09/2007 00:00

POSADAS. El jueves por la noche  se reunieron los vecinos de la chacra 41 y tras varias horas de debate redactaron documentos que serán enviados a la Municipalidad de esta ciudad y al Concejo Deliberante exigiendo la reubicación de las confiterías bailables y pubs que funcionan entre las avenidas Corrientes, Centenario, Bermúdez  y Marcelo T. de Alvear.  Explicaron que cada fin de semana los clientes de los boliches circulan por el barrio dejando sus automóviles mal estacionados. A la vez se quejaron de la contaminación sonora que provocan los altos decibeles que emanan de las diversas pistas bailables, y de los desmanes y alborotos que generan los jóvenes a la hora en que termina el baile. En tal sentido, Federico Emategui destacó que “tres manzanas a la redonda tenemos que soportar que los borrachos rompan vidrios, roben medidores, se armen peleas y hasta que las parejitas tengan sexo en las veredas”. Indignado reclamó que “queremos que relocalicen a estos boliches, esta es una zona residencial y nosotros pagamos impuestos por vivir en una zona familiar y tranquila”. “Somos un grupo de vecinos de buena voluntad, que pedimos soluciones a nuestros problemas porque no podemos dormir tranquilos, porque afrontamos los daños a nuestra propiedad con dinero de nuestros bolsillos, porque tenemos que venir a pelear con los que aíslan nuestras casas dejando sus autos estacionados en nuestras puertas y vemos nuestra calidad de vida seriamente deteriorada”, resaltó. A pesar de que los vecinos invitaron formalmente a los representantes del municipio y del Concejo Deliberante, sólo el apoderado legal del complejo Power participó en el encuentro.  Los presentes anticiparon que se reunirán cada jueves a las 20.45 hasta obtener una respuesta. A una zona comercial Los vecinos de la chacra 41,  en el barrio El Tajamar, quieren que los boliches que funcionan sobre la avenida Corrientes y Centenario sean trasladados a una zona comercial. Indicaron que “hay antecedentes en Mar del Plata, Entre Ríos, Resistencia y Corrientes   donde se diseñaron sectores puntuales para que toda actividad comercial quede restringida a una zona, sin afectar a los sectores residenciales. Queremos que la Municipalidad acondicione espacios en la avenida costanera y traslade los boliches a ese sector donde el ruido no molesta a nadie”, indicaron. También pidieron que se agreguen controles policiales y de filtración sonora en el sector.