DespuÁ?©s de la tensiÁ?³n, agentes de Bienestar acataron la conciliaciÁ?³n

SE LEVANTO LA TOMA

14/09/2007 00:00

<p>POSADAS. Ayer, luego de casi cuatro horas de extrema tensión entre los trabajadores del Ministerio de Bienestar Social que ocupaban la sede del organismo desde el miércoles a la madrugada y una decena de funcionarios de segunda línea que -acompañados por un centenar de beneficiarios de planes sociales que fueron convocados para percibir los pagos- demandaban que les dejaran entrar, la Subsecretaría de Trabajo dispuso la conciliación obligatoria. Poco antes de las 11, cuando la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) fue notificada del llamado a conciliación, los trabajadores en lucha comenzaron a levantar la protesta. La Disposición 626/07 de la Subsecretaría de Trabajo fijó para el próximo miércoles a las 8.30 la primera reunión conciliatoria. Una hora antes, la tensión había llegado a un punto extremo cuando el nutrido grupo -con cartelitos prolijamente impresos en computadoras- que manifestaba “queremos entrar a trabajar” avanzó hasta acercarse a menos de diez metros de la puerta de ingreso. Una delgada valla de no más de ocho policías frenó la continuidad del avance. “Esto es tan triste, hacen que nos peleemos pobres contra pobres; nosotros por un básico que nos permita vivir dignamente y ellos por cobrar subsidios de 300 pesos, pues si separamos los ocho o diez directores y jefes de dirección que están en ese grupo… la mayoría son beneficiarios de planes sociales”, lamentó una de las trabajadoras en lucha. Con sus cartelitos bien en alto “queremos entrar a trabajar”, también había varios punteros políticos. “Querían romper los vidrios”La tensión en Bienestar Social comenzó ayer bien temprano, exactamente minutos antes de las 6, cuando un grupo de personas -encabezadas por el hermano del ministro Ricardo Escobar y actual subsecretario de Acción Social, Héctor Escobar- exigió que se le permitiera inmediatamente el ingreso. “En vez de recibirnos en audiencia como venimos pidiendo desde hace más de un año, el Ministro nos mandó una patota que nos agredió verbal y físicamente. Rompieron una mesa e incluso destrozaron nuestras mercaderías y amenazaron que iban a romper los vidrios del edificio”, detallaron los trabajadores en una nota de repudio firmada por un centenar de agentes. Denuncias cruzadasSegún confirmó el director de Control de Gestión de Bienestar Social, Jorge Domínguez, “el Ministerio, a través de su asesor jurídico, presentó una denuncia ante la Justicia porque estos trabajadores y dirigentes de ATE impiden el normal ingreso al edificio”. Por su parte, según confirmó la secretaria general electa de ATE, Nora Dedieu, también el gremio presentará una denuncia penal por la agresión sufrida por los manifestantes a cargo del grupo comandado por Héctor Escobar. “Lamentablemente, este ataque contó con el apoyo de la policía, al menos del comisario de la Seccional Segunda, que ordenó a gritos a los policías que estaban en el edificio que abrieran las puertas para que ingresara esta gente”, detalló la dirigente gremial. A su entender, “este conflicto que ocasiona que muchos beneficiarios de programas sociales hoy no puedan cobrar sus subsidios es responsabilidad política del Ministerio y su incapacidad de atender los reclamos de sus trabajadores”. </p><p> </p><p>“Vinieron cobrar” “En diálogo con PRIMERA EDICION, el director de Control de Gestión, Jorge Domínguez, y la coordinadora provincial de Seguridad Alimentaria, Mariana Vega (ambos con sus respectivos carteles) admitieron que muchos de los que pedían ingresar a Bienestar Social no eran empleados sino beneficiarios de programas de Familias Sustitutas, Pequeño Hogar, responsables de comedores comunitarios y promotores sociales. “Parte de estos beneficiarios vinieron hoy a cobrar un incentivo al voluntariado social que, generalmente, se les abona del 10 al 15 de cada mes, y se encontraron con el Ministerio tomado”, detalló Vega quien pidió a los trabajadores en lucha que les habilitara al menos una puerta para poder cumplir con estos pagos. Según remarcó Vega, “estamos de acuerdo con la protesta, pero no con esta modalidad pues afecta a unas 2.000 familias que necesitan ayuda social”. </p><p> </p><p>Plenario de ATE convocó a otros dos paros de 72 horas POSADAS. El Plenario General de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) convocó ayer a otros dos paros de 72 horas para el miércoles, jueves y viernes de la próxima semana y 26, 27 y 28 de la siguiente. El plenario duró apenas media hora pues los delegados resolvieron agilizar el debate a fin de poder acompañar las protestas de sus pares que estaban a pleno en los distintos sectores de la administración pública. En tanto, ayer, también los trabajadores del Instituto de Previsión Social (IPS), que por primera vez se sumaron esta semana a la lucha encabezada por el gremio estatal, fueron agredidos ayer por un grupo de personas que, según afirman, fueron enviadas por el presidente del Instituto, Valentín Alsina. Pese a ello y luego de esperar en vano que las autoridades del IPS los recibieran en una audiencia, acordaron en asamblea continuar en estado de asamblea y movilización. Hoy no sólo abrazarán simbólicamente el edificio de la obra social provincial, como lo hicieron ayer, pues tienen además planeado marchar hasta la plaza 9 de Julio para hacer conocer sus reclamos: aumento de 500 pesos al básico, blanqueo salarial, descongelamiento de la antigüedad y recategorización general. “En la asamblea participaron los trabajadores de casi todos los sectores del IPS y eso es muy importante porque quiere decir que estos trabajadores comenzaron a perder el miedo y están decididos a luchar por sus derechos”, indicó el secretario de Interior de ATE, Antonio Martínez. </p>