`Búsqueda de los desaparecidos en el Paraná no arrojó resultados

29/12/2009 00:00

PUERTO ESPERANZA. A 48 horas de la tragedia en el río Paraná,  donde pereció ahogado un hombre de cuarenta años al zozobrar una canoa, aún no fueron ubicados los tres desaparecidos, informaron voceros de Prefectura Naval.     Las tareas de rescate se iniciaron el pasado sábado minutos después de las 8.45, cuando se produjo el lamentable naufragio, a la altura del paraje Mate Larangeira, en Puerto Esperanza (Kilómetro 1.863) del citado cauce. En ese lugar y por motivos que se tratan de dilucidar una embarcación de madera dio vuelta campana, falleciendo ahogada y en el lugar una persona identificada como Francisco Zacarías, que al igual que el resto de la tripulación era oriunda del barrio esperancino de San Blas. Por el hecho también cayeron al agua un niño de dos años, identificado como Brian Zacarías, al parecer hijo del primero, la presunta hermana de éste, Marina Zacarías (28) y Guillermo Vera (35), según explicaron fuentes federales.    Regreso trágico  La canoa regresaba con un evidente exceso de pasajeros y con aparentes condiciones nulas de seguridad desde Paraguay -más precisamente desde Bella  Vista-, hacia suelo argentino. La familia había viajado para pasar Noche Buena y Navidad en el domicilio de familiares. Los mencionados factores se sumaron a la inestabilidad del Paraná debido a la creciente y la gran cantidad de sedimentos y ramas que arrastran las correderas y esto desencadenó en la desgracia náutica. Cuando la embarcación dio vuelta campana cayeron al peligroso cauce todos los navegantes, falleciendo ahogado Francisco Zacarías. En esos instantes también desaparecieron de la superficie tres personas. Los otros trece tripulantes fueron auxiliados por un remolcador de barcazas transportadoras de granos que se encontraba circunstancialmente -y por milagro- en las inmediaciones. Desde la embarcación remolcadora arrojaron salvavidas. La orilla estaba a unos 150 metros y de no haber sido así, la tragedia podría haber sido aún peor. Los accidentados fueron atendidos en centros asistenciales de Puerto Esperanza. Operativo  Fuentes de Prefectura indicaron que al cierre de esta edición aún no se habían obtenido resultados en cuanto a la búsqueda de los tres desaparecidos y que el radio de búsqueda era desde la escena del hecho hasta Eldorado, inclusive. Desde tempranas horas de ayer cinco buzos tácticos provenientes Barranqueras (Chaco) se sumergieron en distintos puntos del río, donde presumiblemente podrían haber quedado enganchados los cuerpos, sin embargo el rastrillaje en las profundidades fue infructuoso. Unidades pertenecientes a los prefecturianos, tanto de superficie fluvial, como terreste y aérea -helicóptero- estaban abocadas a las labores de rastreo. El clima, pese a estar parcialmente nublado, favoreció a los rescatistas. Durante la noche y con el apoyo de reflectores al menos tres embarcaciones seguían navegando en la zona. Con las primeras luces diurnas se retomará la búsqueda intensiva. Temor a la lluvia desató la desgraciaFuentes del caso confiaron que minutos antes de desatarse el trágico episodio en el Paraná, las condiciones climatológicas presagiaban lluvia. Esto habría provocado que algunos ocupantes se pusieran de pie y -debido al exceso de carga- hicieran zozobrar la precaria embarcación, ocasionando el trágico resultado. Cabe agregar y tal como se publicó ayer que los ocupantes eran todos de origen paraguayo y con radicación y nacionalización en la Argentina, que viajaron a su tierra de origen para pasar las fiestas con sus familiares y se estaban regresando cuando ocurrió el accidente. Los uniformados indicaron que el único cuerpo hallado hasta el momento, el de Francisco Zacarías, mostraba signos de haber fallecido por “asfixia por sumersión, paro cardiorrespiratorio traumático”. Trabajan arduamente en la búsqueda Personal de Prefectura Naval Argentina con la colaboración de la Comisaría de Puerto Esperanza, juntamente con Comando Radioeléctrico de esta última localidad.                  Entiende en la causa el juez de Instrucción 2 de Eldorado, quien dispuso que el cuerpo de la víctima sea entregado a sus familiares para su inhumación. Las actuaciones judiciales, en tanto, son labradas por efectivos de la mencionada fuerza federal.