Dos “monumentos naturales” de Misiones desde hace 17 años

El 30 de julio de 2004, la Legislatura provincial aprobaba la ley que reconoce la importancia ambiental del aguará guazú y el tucán grande.

30/07/2021 07:05

Dicha ley (la Nº 4.083 en ese momento, actualmente XVI-75) además de la declaración de ambas especies como “monumentos naturales”, establece que “el Ministerio de Ecología (…) propiciará la cría en cautiverio con el fin de su preservación y devolución a su hábitat natural en tiempo oportuno”.

 

El aguará guazú (Chrysocyon brachyurus) es el mayor de los cánidos sudamericanos. Se caracteriza por su forma estilizada y por la presencia de pelos largos que forman una crin sobre el cuello y los hombros. La coloración general es rojiza anaranjada, con la garganta, el interior de las orejas y el extremo de la cola blancos. El hocico, la crin y el extremo de las patas son negros.

Su longitud oscila entre 1,10 y 1, 40 m. a los cuales se deben sumar los 30 a 45 cm de la cola y su peso se hallan entre los 23 a 25 kilos.

Viven en zonas abiertas, inundables, con pastizales y pajonales, su distribución se encuentra limitada al Centro y Sur de Brasil y Paraguay, extremo oriental de Bolivia y Nordeste de la Argentina. Dentro del país ocupa el Este de Formosa y Chaco, Norte de Santa Fe y Corrientes, Norte de Entre Ríos, Córdoba y Santo del Estero. En los campos del sur de Misiones podrían subsistir algunos pocos animales erráticos.

Se trata de un animal sumamente tímido y cauteloso, de hábitos nocturnos y crepusculares. Se alimenta de ranas, lagartos, ofidios, tapetíes, cuíses, armadillos y un minúsculo número de aves.

La modificación de su hábitat natural, así como su persecución por considerarla una especie rara por los zoológicos del mundo han puesto a esta especie en situación en peligro, según el Ministerio de Ecología de Misiones.

 

El tucán grande (Ramphastos toco) es un ave arborícola, culturalmente utilizada como un símbolo de la provincia de Misiones. Vive en grupos muy bullangueros, de vuelo ondulado y alto. Tiene colores llamativos, pico grande de color anaranjado y amarillo con ápice negro. Cola larga que utilizan para apoyar la cabeza al dormir. Nidifican en huecos de árboles o barrancas. Los huevos son blancos brillantes. Se alimentan de frutas, huevos y pichones de otras aves. Habita selvas, bosques y capueras del Nordeste y Noroeste argentino.