Trabajadores de salud cobrarían el bono los primeros días de junio

La demora en el pago se debió a problemas en el procedimiento dispuesto desde Nación, explicó el subsecretario de RRHH. Hay 13 mil empadronados para cobrarlo.

13/05/2020 12:22

BONO. Los trabajadores de salud de todo el país esperaban cobrar el bono la primera semana de mayo.

El pago en forma inmediata del bono de 5.000 pesos anunciado oficialmente por la Nación el 27 de marzo, uno de los ejes del reclamo que protagonizaron ayer los trabajadores de la salud de Misiones, difícilmente se haga realidad este mes.

De hecho, las autoridades de Salud Pública provincial estiman que la acreditación de este bono- que se realizará a través de la ANSeS- se producirá en los primeros días de junio y muy probablemente acumule el monto correspondiente a abril y mayo.

En diálogo con PRIMERA EDICIÓN, el subsecretario de Recursos Humanos del Ministerio de Salud Pública, Rodolfo Fernández Sosa, explicó los motivos por los que el pago de este bono nacional destinado a todos los trabajadores de la salud -tanto del sector público como privado- se demoró más de lo previsto.

“El Gobierno nacional, a través del Decreto 315/20 estableció la asignación estímulo a todos los trabajadores de salud con prestación de servicio efectiva a través de este bono de 5.000 pesos que se pagaría en abril, mayo, junio y julio”, recordó el funcionario. Pero, según explicó, el problema administrativo surgió luego que los ministerios de Salud y Trabajo de la Nación sacaron una resolución conjunta (Resolución 03/20) donde establecieron el procedimiento para la gestión de este bono y su pago.

“El procedimiento generó un problema porque exige a todos los efectores de salud que estén dentro del Sistema Integrado de Información Sanitaria (SISA), más precisamente en el capítulo del Registro Federal de Establecimientos de Salud (REFES), para poder cargar a los que serán beneficiados por el bono en cada institución, sea pública o privada. Y había muchos efectores que no estaban en el SISA”, explicó Fernández Sosa.

 

Empadronaron a 13.000 para que cobren el bono

Además, cada efector o institución de salud tenía que designar un responsable de carga del recurso humano al que se le asignó un código de carga para que cargara en el padrón a los trabajadores.

“Esa carga del padrón con todos los trabajadores de salud del país es lo que más tiempo demoró. En el caso de Misiones, ya terminamos la carga con los datos de los 11.000 trabajadores del sector público de la salud, incluido los que se desempeñan en los 40 hospitales y en las seis zonas sanitarias. En tanto, en el sector privado hay 2.000 empadronados. Todos, los 13.000, estarían en condiciones de recibir el bono de 5.000”, precisó.

Fernández Sosa destacó que el registro es amplio y permite la incorporación de todos los trabajadores, independientemente que sean de planta permanente, contratados o becarios, residentes o monotributistas.

 

El paso que falta

Más allá que los 13.000 empadronados de Misiones ya están cargados en el SISA, el subsecretario de Recursos Humanos explicó que aún falta un paso antes de que la Nación habilite el pago del bono.

“Nación tiene que habilitar una instancia para que cada efector haga una declaración jurada sobre los datos suministrados y recién entonces la ANSeS ejecutará el pago al CBU de cada trabajador”, detalló Fernández Sosa quien confirmó que este último paso se habilitará recién el 20 de mayo.

“Por eso, estimamos que para los primeros días de junio la ANSeS pagaría el bono”, indicó el funcionario para quien es una posibilidad cierta que se paguen los dos primeros meses juntos.

 

Jornada de protesta

Cuatro fueron los reclamos que se repitieron ayer entre los trabajadores de la Salud Pública de la provincia: que se pague el bono nacional de 5.000 pesos, elementos de bioseguridad en cantidad y calidad para todos, un sueldo digno y la incorporación de todos a planta permanente.

La jornada de protesta fue convocada por la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) Autónoma, y, aunque no fue masiva, hubo adhesiones en la mayoría de los hospitales.

En Posadas, los trabajadores de los tres hospitales del Parque de la Salud se concentraron a las 10 frente al Hospital de Pediatría. Se trató de la primera jornada de lucha bajo el protocolo de prevención del COVID-19: con distancia social y barbijos.

No adhirió a la medida el Sindicato de Trabajadores del Hospital de Pediatría, organización en formación.

 

EPP: “Insuficientes y de mala calidad”

“Los trabajadores de salud no tienen suficientes Equipos de Protección Personal (EPP) y los que reciben no son de calidad”, destacó Mónica Gurina de ATE.

Al respecto, la delegada de ATE en el Hospital Materno Neonatal, Damiana Aguilera, contó que “el déficit mayor está en el manejo de los elementos de seguridad; el personal de enfermería es el que más sufre por ello. Nos dan un barbijo por día y, si exigimos, puede que nos den dos pero no cubren las medidas de bioseguridad, pues no tienen calidad certificada por ninguna fábrica”.