“Arruinaste a una familia y te diría que te vayas al infierno, pero ya vivís en él”

Lo dijo Karen Skeppstedt (24), exnovia del joven detenido por matar a su exsuegro. Se investigan amenazas de muerte horas antes del crimen. El sospechoso fue imputado ayer, provisoriamente, por “homicidio simple".

30/06/2019 09:41

ÚLTIMO ADIÓS. Numerosos familiares, amigos, vecinos y allegados a la víctima se reunieron en una funeraria de la ciudad de Eldorado para el velorio.

Testimonios del día después e indicios de la investigación permiten rearmar el entramado de lo sucedido el pasado viernes y que conmovió a gran parte de la sociedad de esta ciudad.

Karen Skeppstedt desde la madrugada de ese día fue amenazada de muerte y vía mensajes telefónicos por su expareja.
Su padre, temiendo por su seguridad, la fue a buscar al trabajo.

Fue allí que se encontró con el joven de 28 años, a quien no le importó que la persona que tenía enfrente estaba en desventaja física para defenderse, su exsuegro tenía 65 años. Prácticamente lo noqueó de una trompada.

Mariano Antonio Skeppstedt se desvaneció, cayó de espaldas sobre la vereda y murió en cuestión de minutos. Esta escena se desarrolló poco después del mediodía de ese viernes, en zona céntrica de Eldorado, más precisamente sobre la calle Lavalle y al lado del Juzgado de Familia donde Karen trabaja.

Lo que no sabía la víctima era que su hija ya estaba a salvo. Había salido momentos antes por otro sector del edificio, para evitar justamente encontrarse con su exnovio. Karen se sentía en peligro y su familia lo sabía.

Como cualquier padre lo hubiera hecho, Mariano acudió al trabajo de su hija para resguardarla y fue su último e instintivo acto de protección en su vida.

Voceros del caso confiaron que las amenazas, enviadas a través de mensajes telefónicos, habrían sido dirigidas no solamente a la mujer, también habrían dicho textualmente “te voy a matar a vos, a tu padre, a tu primo y quien se cruce en el camino”.

Todo esto en un contexto donde existían antecedentes por violencia familiar, con denuncia y prohibición de acercamiento y contacto radicada por la propia Karen hacia el ahora acusado por “homicidio simple”. Esta restricción ordenada por la Justicia no impidió que igual se acercara y que la amenazara.

El teléfono celular de la hija de la víctima ya estaría siendo analizado por peritos, quienes extraerán las evidencias de las amenazas para añadirlas al expediente.

La jueza de Instrucción 2, Nuria Allou, quien sigue la investigación del caso, tendría todos estos elementos en su manos una vez que se eleve el sumario policial.

A comienzos de semana también comenzarán las testimoniales y la indagatoria al sospechoso, quien no solo dejó abandonada a la víctima tras la agresión, además huyó de las autoridades y fue ubicado en el municipio de Nueve de Julio, casi cuatro horas después del hecho.

Apenas escapó de la escena de la mortal agresión, a bordo de una camioneta VW Amarok de color blanca y vidrios polarizados, el joven llegó hasta una propiedad ubicada a unos 17 Kilómetros, en el vecino municipio de Nueve de Julio.

Allí habría buscado a su madre, quien no estaba en su domicilio. Fue entonces que se internó en una zona de pinar y montes. La Policía ya lo estaba buscando y fue cercado por efectivos dependientes de la UR III Eldorado y de la Dirección Homicidios, quienes justamente estaban cerca y trabajando en otro caso.

Desde el entorno de la familia de la víctima señalaron que tenían conocimiento de otras denuncias de violencia por parte de una expareja del acusado. Al parecer fueron amenazas a punta de pistola.

 

DÍAS FELICES. Una de las últimas imágenes publicadas en redes sociales de Mariano Skeppstedt, en el festejo de su cumpleaños en 2016.

El mensaje de Karen

Karen Skeppstedt, escribió en su cuenta personal de Facebook un mensaje dirigido al acusado. “Estamos viviendo una pesadilla. Sólo quiero despertar de esto! Hoy a mi papá le arrebataron la vida un demente un hijo de puta! Yo creo en Jesús y en su justicia más que en la nuestra y creo que se va a encargar de vos. Me incautaron el celular para pruebas así que disculpen si no respondo. Gracias a cada persona que se acercó y está. Los días que siguen serán aún peores. Les pido de corazón una oración por el descanso de mi papá. Y una oración para que esta persona se pudra en el lugar que le corresponde, la cárcel. Arruinaste una familia y te diría que te vayas al infierno, pero ya vivís en él”.

Anoche se llevaba a cabo en el centro de Eldorado el velatorio de la Mariano Skeppstedt, con la presencia de cientos de familiares y allegados a la familia.

 

“Voy a matar a tu papá, a quien sea”

Natalia Skeppstedt, abogada y una de las hijas de la víctima y hermana de Karen, brindó detalles exclusivos de la causa a PRIMERA EDICIÓN y acerca de cómo esta viviendo su familia este difícil momento.

Espero que la Justicia lleve adelante el procedimiento y el sumario policial que se instruye correctamente. Nosotros aportamos todo lo que pudimos hasta el momento, como ser la declaración en sede policial de mi hermana Karen y el teléfono celular de ella donde constan las amenazas de muerte (del ahora detenido) hacia ella y nuestra familia. Hay mensajes que le envió que dicen ‘lo voy a matar a tu papá, a tu primo o a quien sea’. No sé qué hubiera pasado si a Karen no la auxiliaba una amiga, porque él estaba al acecho, tiene antecedentes de violencia con su expareja y madre de su hija desde 2016. Solía andar armado (…) La medida de restricción de acercamiento a mi hermana es de febrero”.

“El crimen de mi padre no fue al azar, fue premeditado, con dolo. Esta clase de personas son psicópatas, agresivas y no aceptan la negativa de una mujer”.