Osvaldo Raffo
18 marzo, 2019
El médico forense que avaló la hipótesis del homicidio de Nisman, fue hallado hoy muerto de un balazo en la bañera de su casa. En el lugar encontraron una nota firmada y dirigida al juez en la que decía que se suicidaba porque no aguantaba más los dolores que lo aquejaban por una enfermedad que atravesaba, informaron fuentes policiales.