Mesopotania
11 noviembre, 2018
En noviembre de 2011 detuvieron la marcha del Gran Capitán. Allí, en Gobernador Virasoro, yace desde entonces. Aquí, sólo una de las muchas historias que se escribieron en sus vagones, en los que los “humildes” encontraban una oportunidad de viajar. Los mismos que daban vida a pueblos de la Mesopotamia.